Portugal: el mejor país para expatriarse

Un listado de InterNations coloca a los portugueses como los más amigables con el extranjero que se instala allí. Varios gallegos residentes confirman la buena fama


Redacción / la voz

Lo dicen quienes están allí: Portugal acoge con los brazos abiertos al extranjero. La encuesta anual de InterNations, web de referencia para los expatriados de todo el mundo, sitúa al país luso en primer lugar. Lo recoge la revista Forbes, resaltando datos como que un 94 % de los encuestados dicen que la actitud hacia ellos ha sido amistosa, que un 58 % han encontrado una gran facilidad para hacer amigos locales y que un 47 % piensa que se va a quedar a vivir allí para siempre.

Los gallegos que se han asentado en el país luso en los últimos años acreditan estas impresiones. «A mí me acogieron muy bien y me quedé encantada», dice Sara Pazos, una diseñadora pontevedresa de 32 años que reside en Oporto. «Son tremendamente educados y te sorprende mucho que, cuando llegas, intentan hablar tu idioma haciéndolo todo más fácil», añade. «Eso es así, pero también tiene un problema: que no te dejan aprender su idioma», añade entre risas Carlos Canabal, vigués de 34 años que actualmente trabaja como analista de datos en Lisboa.

El esfuerzo que todo foráneo por hacerse entender en un país con una lengua diferente a la suya aquí no existe. Tal es así que los gallegos usan un término específico para ello: el portuñol, es decir el castellano precario hablado por portugueses. «Son muy simpáticos en general y, si te escuchan hablar en castellano, están encantados de practicar su portuñol», certifica Claudia Vázquez, coruñesa de 24 años que trabaja como formadora en una empresa de Lisboa.

En ese primer contacto entre el que llega de fuera y los portugueses existe consenso. «En general son muy amables y hospitalarios con la gente que viene de fuera», sostiene Antonio Casado, un músico ourensano de 40 años que lleva ya cuatro residiendo en Oporto. Luego, llega el momento de afianzar esa impresión. ¿Es fácil hacer amigos portugueses viviendo allí o la tendencia es la de hacer piña los gallegos, aislándose? «Yo no tengo aquí ningún amigo gallego o español, con eso te lo digo todo», dice Sara Pazos. «La gente te hace sentir bien. Yo creo que si eres de fuera incluso le parece más atractivo hablar contigo», continúa.

De nuevo, la impresión amigable se reproduce en otros gallegos. «Debido a mi trabajo me relaciono principalmente con portugueses. En Oporto están muy acostumbrados a convivir con gallegos y, además, reciben desde hace años a miles de turistas», expone Antonio Casado. «A mí me fue muy fácil e hice amigos locales rápidamente. Quizá ayudó que en mi trabajo hay muchos portugueses. Yo me muevo con la misma facilidad tanto con españoles como con portugueses. El cámara y editor de vídeo Carlos Soliño, de 52 años, lo resume con un ejemplo: «En Oporto es bastante normal preguntar por un sitio y acabar con las personas a la que preguntamos, viniendo con nosotros y tomándose algo después».

Con ganas de quedarse

Como se decía antes, aproximadamente la mitad de los expatriados se plantean quedarse a vivir para siempre en Portugal. En el caso de los gallegos existen muchos factores para ello. Primero, la sensación de familiaridad y cercanía. «Estoy comodísimo aquí. Aunque esto sea un país diferente, no es tan distinto y está cerca de España. No tengo previsto dejar esto a corto plazo», opina Carlos Canabal. Segundo, las posibilidades de trabajo auspiciadas con el momento de recuperación que experimenta el país: «Me surgió un trabajo y no lo dudé. Vine a Lisboa a probar suerte y mi plan era quedarme unos seis meses. Ahora mismo llevo un año y medio y no tengo planes de volverme pronto».

Y tercero, la calidad de vida. «Lo reconoce la gente que viene a visitarte», señala Sara Pazos: «Ven esto y se plantean vivir aquí porque se vive muy bien con muy poco. Por ejemplo, puedes comer fuera de casa porque resulta muy barato. Yo antes venía de Barcelona y no me podía plantear eso. Aquí te puedes dar caprichos que en otro lugar quizá no pudieras, porque el dinero no te da». Esto tiene una repercusión clara: «Son bastantes los españoles que se han venido para Oporto y todo el norte de Portugal y están montando negocios con portugueses».

Regresión del Reino Unido

Tras Portugal, el listado sigue con Taiwán, México, Camboya, Baréin, Costa Rica, Omán, Colombia, Vietnam y Canadá. Llaman la atención los movimientos en la clasificación de dos países. En primer lugar se encuentra Estados Unidos, que pasa del puesto 19 en el que se situaba en la lista de países amigables del 2016 a bajar el 36. Ello se relaciona con la llegada de Donald Trump al poder y su política anti inmigratoria.

Pero la bajada más pronunciada se encuentra en el Reino Unido. El clima enrarecido que generó el brexit encuentra un claro reflejo cuando se encuentra en el lugar 56, cuando dos años antes ocupaba el 19. Los extranjeros que se asientan allí no encuentran la amabilidad de antaño.

El top 5

1. Portugal

El país luso destaca por la actitud amistosa con los expatriados. Un 94 % de los encuestados así lo destaca en el estudio.

2. Taiwán

Dentro del caso camboyano, sobresale la actitud amistosa. La certifican un 92% de los encuestados, solo la supera Portugal.

3. México

Junto con Costa Rica (que ocupa el sexto puesto), México es el país donde la amistad se genera más fácil: lo dice un 73 %.

4. Camboya

En este caso llama la atención la facilidad para hacer amistades locales por parte de los extranjeros, tal y como lo acreditan un 61%.

5. Baréin

El país árabe se presenta como un sitio fácil para relacionarse y asentarse, pero solo un 11 % querrían quedarse a vivir allí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

Portugal: el mejor país para expatriarse