Más de la mitad de los invitados al cribado de cáncer de colon lo rechazan

Los varones, con más posibilidades de padecer la enfermedad, son los que menos participan


Ourense / La Voz

El cáncer de colon es la patología oncológica más frecuente en la población -si tomamos en conjunto a hombres y mujeres- y también uno de los de peor pronóstico, ya que cuando empieza a dar síntomas la enfermedad está en fase avanzada. De hecho, las estadísticas reflejan que de los 35.000 casos nuevos que se detectan anualmente en territorio nacional, la mitad fallece. Precisamente adelantarse a esos síntomas es el objetivo del cribado de cáncer de colon a través de un test de sangre oculta en heces que el Sergas puso en marcha para todo el territorio gallego en el 2015. Una prueba que logra aumentar la supervivencia hasta el 95 % y a la que se invita a participar a la población de entre 50 y 69 años. Sin embargo, apenas un 48 % del público objetivo ha respondido a esa invitación enviando su muestra, un porcentaje menor que la media nacional (50 %) y aún mucho más lejos del 80 % de mujeres gallegas que acceden a participar en la de cribado del cáncer de mama.

Y eso que en el caso de la mama la prueba solo detecta la lesión tumoral ya existente, mientras el cribado en el cáncer de colon permite evitar incluso que se produzca el futuro. «El programa nos está dando mejores opciones para los pacientes; de hecho, muchos nunca serán pacientes porque les habremos quitado pólipos, a otros los habremos curado de un cáncer de colon sin tener que operarlos, simplemente con la colonoscopia, y conseguiremos curar a la inmensa mayoría de los que reciben el diagnóstico. El cáncer colorrectal dejará de ser un monstruo terrible que cambia la vida, para ser un evento que se supera», explica el digestólogo Joaquín Cubiella, del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense. Este especialista, que ejerció de asesor científico para la puesta en marcha del programa de cribado gallego, lamenta que aún haya reparos en una parte de la población a la hora de hacerse este test, «que es especialmente importante para los hombres, que participan menos y, sin embargo, son el segmento de población con más riesgo de tener este cáncer».

Joaquín Cubiella lleva prácticamente toda su trayectoria profesional ligado a la investigación del cáncer de colon y es uno de los especialistas nacionales con mayor reconocimiento en este campo. En estos momentos participa en varias investigaciones y hace apenas un mes la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud de España (FIPSE) otorgó una de sus 18 becas para financiar la transferencia al mercado para que pueda utilizarse en la práctica asistencial un nuevo sistema de perfil de metabolitos fecales con alta precisión diagnóstica, en cuyo desarrollo ha participado junto con el laboratorio de metabolómica del CIC Biogune, dirigido por Manuel Falcón, y el área de investigación en enfermedades gastroenterológicas de Biodonostia, con Luis Bujanda al frente. «Hemos realizado la búsqueda de perfiles de metabolitos en heces que puedan diferenciar a los pacientes con cáncer colorrectal o con pólipos respecto a aquellos con colonoscopias normales. Es un perfil de metabolitos, no de microbiota, aunque ese es un punto que tenemos intención de desarrollar en un futuro», dice. Aunque existen varios biomarcadores en desarrollo actualmente, el potencial de este es que se podría realizar concomitantemente al test de sangre oculta en heces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

Más de la mitad de los invitados al cribado de cáncer de colon lo rechazan