Los cámpings piden una norma gallega para regular las áreas de autocaravanas

m. cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

MARTINA MISER

Es una de las alegaciones al borrador de decreto que ordena los campamentos de turismo

08 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia es un paraíso. Un edén verde y azul. Y, por tanto, un nirvana para los campistas. La comunidad cuenta, de hecho, con más de un centenar de campamentos de turismo. Ahora la Xunta quiere regularlos para adaptarlos a la normativa europea. Para ello prepara un decreto que en su borrador, entre otras cosas, recoge como novedad la regulación de una tipología de cámpings específicos para autocaravanas. La cuestión es que el modo en el que está redactado parece no resolver una de las demandas de los empresarios del sector en relación al asunto de las áreas reservadas para este tipo de vehículos o para los coches con caravana. Y tampoco convence a los autocaravanistas.

En una las alegaciones presentadas por la Asociación Galega de Cámpings, los dueños de estos establecimientos turísticos reclaman una norma gallega que regule las zonas de alojamiento de las autocaravanas y caravanas que, como apuntan en el documento presentado, en muchos casos son aparcamientos que con el paso de los años se han consolidado como áreas para pernoctar pese a carecer de unos servicios mínimos.

Actualmente la regulación de esos espacios está en manos de los concellos que, como añaden en las alegaciones, no ejercen su labor fiscalizadora: «Hay una dejadez generalizada por parte de los ayuntamientos a la hora de ejercer esa competencia de control». No solo eso. También apuntan que la falta de control deriva en carencias en materia de seguridad. Por no hablar de la competencia desleal que, como añaden, suponen para establecimientos turísticos como los que regentan dado que al ser unas áreas que no están reguladas, no abonan ninguna tasa.