El Sergas se pone en alerta ante el brote de sarampión del norte de Portugal

Sanidade recuerda a los sanitarios que deben vacunarse y estar atentos a los pacientes si presentan síntomas


Santiago / la voz

La estrecha relación que Galicia mantiene con el norte de Portugal tiene muchas ventajas y alguna desventaja, como la probabilidad de que el brote de sarampión que estos días afecta a este área llegue a la comunidad. El Sergas es consciente y ha adelantado su informe epidemiológico que publica quincenalmente para analizar la situación de este enfermedad, altamente contagiosa.

Este no es el único brote que se registra en Europa ni en España, pero teniendo en cuenta la proximidad, «a intensa relación interpersoal e a magnitude do abrocho, semella que supón un maior risco de que en Galicia poida ocorrer algún caso de sarampelo derivado deste abrocho», admite la Consellería de Sanidade. De ahí que la administración sanitaria quiera poner todos los recursos necesarios para evitar que aparezca algún afectado en la comunidad. El más importante es la prevención a través de la vacunación de los trabajadores sanitarios. Las cifras hablan por sí solas. En Portugal ya se han confirmado 62 casos positivos y 55 son profesionales de la salud, que se contagiaron al estar en contacto con algún infectado. El Sergas indica que es fundamental la vacunación de todos los que nacieron después de 1967, no tienen dos dosis y no han pasado la enfermedad. Se recomienda a los profesionales dos inmunizaciones de la triple vírica -una si ya tenían alguna-, teniendo en cuenta que las mujeres en edad fértil deben evitar el embarazo en el mes posterior a la vacunación.

No solo los sanitarios deben protegerse sino que deben estar atentos a cualquier paciente que presente un cuadro clínico que pueda corresponderse con el sarampión. Es decir, fiebre igual a superior a los 38 grados, erupción de la piel de color rojizo y tos, conjuntivitis o inflamación de la mucosa de las fosas nasales. En este caso habrá que notificar de forma urgente la situación al sistema de alerta epidemiológica de Galicia.

El Sergas confía en que no aparezca ningún caso, pero evidentemente es algo que no puede descartarse al cien por cien. Las probabilidades son bajas «pero no nulas». En cuanto a la importancia de que los sanitarios se vacunen, la Xunta asegura que deben hacerlo siempre, por lo que lo que «o que se fai agora é lembrar a recomendación». Si aparece algún caso importado, lógicamente recurrirá a la atención sanitaria, por lo que para intentar disminuir el número de afectados entre el personal sanitario es importante «ao ser o sarampelo unha enfermidade moi transmisible, estar ben inmunizado e protexido». Sanidade asegura que no ha aparecido ningún caso endémico desde hace muchos años -es decir, que no sea importado-. En el último decenio 2006-2015 se declararon en la comunidad once afectados por el sarampión.

En Portugal la última actualización del brote registra 62 casos confirmados, 61 en el norte y uno en la región centro. Solo el 11 % de los enfermos no estaban vacunados frente al sarampión, aunque un 16 % no tenían la vacuna en las dosis correctas.

Casi todos, sanitarios

El servicio de salud luso asegura que hay personas que ya están curadas, y nueve de cada diez afectados son profesionales de la salud, ya que estuvieron en contacto con los casos. De hecho el Sergas recuerda que el riesgo de contraer la enfermedad de los trabajadores de centros sanitarios es trece veces mayor que la población general. Dos personas permanecen ingresadas y se están analizando otros 36 diagnósticos sospechosos.

El brote surgido en Portugal afectó además a personas adultas pero jóvenes. Prácticamente medio centenar de los 62 casos están entre los 20 y los 34 años de edad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Sergas se pone en alerta ante el brote de sarampión del norte de Portugal