Unos 7.000 adolescentes gallegos han jugado dinero en las apuestas «on-line»

El Gobierno quiere prohibir que personajes relevantes anuncien estas páginas


redacción / la voz

No son adictos, pero admiten haber probado. Un 6,4 % de los menores que cursan Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) en Galicia reconocen haber apostado alguna vez dinero on-line. Teniendo en cuenta que a 1 de enero del año pasado el padrón contabilizaba en Galicia un total de 44.306 personas de entre 12 y 16 años, los gallegos de esas edades que habrían admitido haber jugado son 6.937. Lo que confiesan es haber participado en apuestas deportivas, recurriendo a diferentes métodos para saltarse la norma que prohíbe jugar a los menores de edad porque esta práctica no está autorizada hasta haber cumplido los 18. El porcentaje sube hasta un 8,4 % (10.855) cuando en el saco se meten también a los alumnos de bachillerato (hasta 17 años, también incluidos). Lo más alarmante, a juicio de los expertos, es que un 3,3 % de los menores (unos 1.465) lo han hecho con tan solo doce o trece años.

Estos porcentajes son resultado de un estudio realizado el año pasado por el equipo de la Unidad de Psicología del Consumidor de la USC, que dirige Antonio Rial Boubeta. Al compararlos con los primeros trabajos realizados en el 2010, cuando un 1,5 % de chavales confesaban haber probado, queda claro que cada vez son más los adolescentes que caen en esa práctica. La realidad que retratan contradice los datos de la Dirección General del Juego, dependiente del Ministerio de Hacienda, según los que tras revisar diariamente el perfil de los jugadores dados de alta en las empresas del ramo reguladas, apuntan que no hay constancia de que en el listado haya ningún menor. Con todo, fuentes de ese departamento dicen que están trabajando en «modelos más avanzados de reconocimiento y verificación de la identidad de los jugadores» para evitar que puedan colarse los que no tengan 18. Y diferencian los juegos regulados de otros a los que los menores puedan acceder a través de sus videoconsolas.

Una tendencia

Datos como los del estudio de la USC son los que han hecho saltar las alarmas. El Ministerio de Sanidad destaca la tendencia en su Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024. En ese documento marca como uno de sus retos «la eliminación total de los menores en los juegos de azar». Además, reconoce que la «amplia oferta de juegos, junto con la publicidad en medios o espacios deportivos y estrategias de márketing, especialmente dirigida a los más jóvenes, de las casas de apuestas deportivas o juegos on-line han contribuido a un incremento de los número de personas con adicción al juego y un cambio en el perfil de los jugadores».

No es el único departamento que trata de proteger a los menores. El propio Ministerio de Hacienda no obvia destacarla como prioritaria en el borrador de real decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego y Juego Responsable. Ahora ha de analizar los comentarios al documento recibidos durante el período expuesto al público y, por tanto, podría experimentar cambios. Pero en principio una de las cosas que quiere prohibir es la publicidad de casas de apuestas en horario infantil (entre las ocho y las nueve de la mañana y las 17 y 20 horas de la tarde en días laborables; o entre las 9 y 12 horas los sábados, domingos o festivos).

No solo eso. También busca prohibir la participación en la publicidad de personajes de relevancia o notoriedad pública, cuando estos son atractivos para el público infantil o juvenil. Con todo el documento inicial abre la vía a que, «fuera de tales casos», estos «podrán referenciarse o participar en la comunicación comercial cuando protagonicen un mensaje de juego responsable o ‘prohibido menores’ sujeto a condiciones adicionales. Actualmente, resulta habitual que personalidades del mundo del deporte aparezcan en anuncios de empresas de apuestas.

Paralelamente la Xunta trabaja en la elaboración de una Lei Reguladora do Xogo da Comunidade que, como adelantan fuentes del Gobierno autonómico, pronto saldrá a consulta «a través do Portal de Transparencia coa finalidade de recoller as suxestións dos sectores afectados».

No hay duda de que el tema preocupa, pero el Gobierno central y autonómico han de hilar fino para combinar el interés empresarial de los operadores de juego con el derecho a la protección de los consumidores, sobre todo los menores.

«Me invitaban a ir al palco para ver los partidos del Real Madrid»

José Manuel es de Pontevedra y tiene 30 años. Lleva cinco luchando contra su adicción al juego

La enfermedad, porque la adicción al juego es una patología, actúa como un ladrón de guante blanco. Va robando la personalidad del que la sufre poco a poco. José Manuel lo sabe. Es el nombre que ha elegido un joven pontevedrés de treinta años que acude a un programa de la Asociación Galega de Xogadores Rehabilitados, adscrita a la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados, durante una charla en la que pretende poner las cartas boca arriba. «La adicción me lo quitó todo», dice. «Antes era una persona muy sociable y, de repente, no me apetecía salir a la calle. El juego transforma, cambia la personalidad. Antes era una persona que me gustaba ahorrar, pero llegó un momento en que me daba igual perder cinco que diez o que veinte. Lo prioritario era jugar, mucho más que comer», cuenta .

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Unos 7.000 adolescentes gallegos han jugado dinero en las apuestas «on-line»