Perplejidad por el sexismo de una fiesta en Vigo un día después del 8M

La celebración, que recrea una popular película americana, ya tiene fecha en Lugo

La imagen tomada en Lugo reproduce el cartel que anuncia el evento previsto para el día 23 de marzo
La imagen tomada en Lugo reproduce el cartel que anuncia el evento previsto para el día 23 de marzo

santiago / la voz

«La fiesta oficial de la película llega a Vigo y trae enanos, estríperes, aéreos, bar abierto, la cerveza al toque de la campana, dunk tank, piscina interior, toro mecánico, supermegatón, fuego, confetis y mucho más...». Así se promocionó en las redes sociales la American Pie Party, una cita que busca recrear el ambiente de juerga universitaria que se recogía en la saga cinematográfica American Pie, que comenzó en 1999 con una cinta que narra los desmanes de un grupo de estudiantes y cuyo argumento gira en torno al sexo, siempre en tono de comedia.

Valoraciones discriminatorias y etílicas al margen, lo cierto es que la fiesta, que se celebró finalmente en una discoteca de Mos -el lugar fue secreto hasta pocas horas antes- se promocionó en carteles y soportes digitales en los que ya se intuía la polémica, ya que la promotora del evento solicitaba un código de vestimenta para chicos y otro para las chicas. En el caso de ellas, la empresa del luso Felipe Silva les proponía una imagen que remitiese al ambiente colegial, de animadoras, maestras o jugadoras de béisbol. La fiesta fue un éxito de público, con unos tres mil asistentes, la mayoría hombres, pero despertó una ola de indignación digital ya que se celebró 24 horas después de la histórica reivindicación del 8M.

El vídeo que indignó a las redes

La polémica corrió por las redes durante todo el fin de semana, cuando empezaron a difundirse vídeos e imágenes de la cita, en la que estaban programadas distintas actuaciones. La escena más delicada, sobre la que se han centrado las críticas de particulares y de colectivos feministas, mostraba a un boy agarrando del pelo a una mujer del público, que ha acabado reclamando a la organización que retire esas imágenes ante los comentarios que despertó, según informó a La Voz de Vigo el propio Felipe Silva. El empresario descarta que en el espectáculo se produjera humillación alguna y dice que todo formaba parte de una simulación, aunque admite que el profesional masculino que protagoniza esas imágenes no es el habitual, «no lo conocíamos», aseguró a E. Vázquez Pita. En otras imágenes que han trascendido por parte de la propia organización se aprecian escenas de chicos y chicas que participan en juegos y bailes eróticos mientras se utilizan recreaciones de billetes de dólares americanos.

Rechazo del Concello

En las últimas horas la polémica ha saltado a Lugo, que es la próxima fecha de esta fiesta-espectáculo en Galicia, tras una parada en Oporto que se anuncia en los mismos términos. Y las reacciones negativas han también han dado un paso más hasta llegar a colectivos feministas, a la Casa da Muller de Lugo y al propio Concello, que rechaza esta celebración por «sexista», por lo que pide a los vecinos que ni promocionen ni acudan a eventos de estas características, informa X. Carreira. El gobierno local ha mostrado su interés por determinar quiénes son los organizadores y sus intenciones para esta convocatoria, y la policía local está atenta al lugar de celebración, todavía secreto.

Los partidos defienden el derecho a disfrutar de los jóvenes sin cosificar a la mujer

La clase política ha reaccionado a los contenidos de esta celebración con malestar por tratarse de una demostración de que la cosificación de la mujer sigue muy presente en la sociedad, y con preocupación por tratarse de un evento dirigido especialmente a jóvenes, sean universitarios o no. Así lo cree la diputada Noa Presas (BNG), que ha querido ver el lado positivo en el hecho de que haya existido una reacción social espontánea y una presión popular «que non obriga a nada, pero as empresas toman nota». La vicesecretaria del PSdeG, Marta Freire, proclamó «o dereito a disfrutar sen caer neses plantexamentos», mientras que la parlamentaria Paula Quinteiro, de En Marea, reclamó a la Xunta «valentía» para intervenir «aínda que sexa unha actividade privada», y cree que «algo se pode facer» desde las instituciones cuando se exhiben carteles o reclamos sexistas con «clara discriminación».

La Secretaría Xeral de Igualdade ha preferido no pronunciarse todavía sobre esta celebración por no conocer detalles en profundidad de la misma, y sostiene que no se han recibido denuncias de ningún tipo de participantes ni de otras personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Perplejidad por el sexismo de una fiesta en Vigo un día después del 8M