Las 3.264 horas extra que permitieron a un padre cuidar de su hijo con leucemia

El gesto solidario de los empleados de una fábrica alemana se aplaude a nivel mundial

Vídeo de ARD Morgenmagazin
Vídeo de ARD Morgenmagazin

 «Al principio me quedé sin palabras, no podía decir nada. Lloré frente a mis amigos y me sentí completamente abrumado». El que habla así de conmovido y agradecido para el medio RTL es el alemán Andreas Graf, un trabajador dedicado al ensamblaje en una empresa de diseño de la ciudad de Marburg, en Alemania. Un padre que se tuvo que enfrentar a dos reveses casi simultáneos. 

Hace dos años, cuando su hijo tenía tres, al pequeño le diagnosticaron leucemia. Tras pasar unas semanas en el hospital, como revela el diario Metro, la familia tuvo que hacer frente a la muerte de la madre por una enfermedad cardíaca. 

Ante esta pérdida, el padre era la única persona que podía cuidar al hijo, una dedicación en exclusiva que le impedía trabajar. Por ello, Andreas Graf temió perder su puesto de trabajo.

Agotados sus días libres en la empresa, la solución la propuso la jefa de recursos humanos de la compañía que invitó al resto de empleados a que «donasen» sus horas extra para que el padre pudiera cogerse una baja y cuidar del menor.

La respuesta solidaria de los trabajadores -aplaudida ahora a nivel mundial- fue unánime, incluso, entre aquellos que no conocían a Graf. Según destaca Metro, todos los 650 empleados firmaron un acuerdo y en 15 días ya habían acumulado 3.264,5 horas que la compañía permitió usar al padre, de 36 años, como baja pagada durante un año.

El enorme gesto se dio a conocer este año. El mes pasado Andreas Graf llevó a su hijo, que tras varias sesiones de quimioterapia poco a poco recupera su vida normal, a la fábrica para agradecer su respuesta. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

Las 3.264 horas extra que permitieron a un padre cuidar de su hijo con leucemia