Seguir la trazabilidad de un producto de modo barato

Un estudiante de la UDC diseña un sistema que permite seguir una mercancía y reducir costes


redacción / la voz

Desarrollar un sistema completo que permita seguir la trazabilidad de un producto dentro de una cadena de distribución, reduciendo considerablemente los costes. Este es el planteamiento del proyecto de Mateo Fuentes Pombo (Corme, 1984), entregado el año pasado como trabajo de fin de carrera en Ingeniería Informática en la UDC.

Ello le ha valido para ser elegido entre los finalistas del premio al mejor trabajo de fin de grado aplicado convocado por la Facultad de Informática de la Universidade da Coruña. Es una iniciativa patrocinada por Everis, Grupo Voz, Indra, ITG y Telecom y en la que colaboran el Citic y la Fuac. El ganador recibirá 1.500 euros y habrá dos accésits de 500 euros.

El estudiante integró en su proyecto tecnología RFID. Gracias a ello puede registrar, sin lugar a error y en tiempo real, las localizaciones de los envases presentes en un determinado emplazamiento. Lo explica con un ejemplo: «Una empresa de huevos puede tener registrado desde el inicio hasta el final el recorrido de todos los huevos que comercialice. En el caso de que esté uno en mal estado el usuario sabría exactamente en qué punto está. También se puede saber cómo fue su transporte, si estuvo expuesto a la luz del sol o cualquier tipo de información».

El control se hace por medio de la radiofrecuencia, una vez se hayan identificado los objetos. El sistema general está compuesto por un dispositivo hardware específico que es la fuente de información de los datos explotados en el mismo. Dentro de los usos más importantes, se pueden señalar el de tener almacenados todos los datos de la trazabilidad de un producto, por se es necesario analizarlos. También un sistema de control en tiempo real, con el cual saber en cada momento su posición, así como un sistema de inventariado actualizado al instante.

El autor del proyecto destaca sus aplicaciones en el sector sanitario, ya que los productos «requieren un especial tratamiento en su transporte». Así se detectaría cualquier anomalía producida en el contenedor y así poder certificar la integridad del producto.

Dispositivo de 30 euros

Mateo Fuentes indica que su sistema «está englobado dentro del Internet de las Cosas, ya que está constituido por una Raspberry Pi y distintos módulos que se incorporan la él». Este hecho, posibilita la reducción del coste de los elementos necesarios para su funcionamiento. «Depende de un dispositivo de unos 30 euros, lo que lo hace muy atractivo», dice el autor. ¿Y el coste global en el caso de que se llegase a comercializar? «Eso no se ha valorado todavía», indica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Seguir la trazabilidad de un producto de modo barato