¿Queremos políticos que usen colonia?

Un estudio concluye que las personas que manifiestan con facilidad disgusto ante el olor corporal de otros son propensas a respaldar a los líderes autoritarios


Prometo solemnemente que a partir de ahora no renegaré, ni torceré o fuciño, ni echaré pestes de las personas que huelen a humanidad, a sudor, o simplemente, desprendan un natural olor corporal y no a colonia o a jabón perfumado. Al contrario, procuraré arrimarme a ellas. Y lo mismo con los individuos que vistan ropa sucia y/o sobada. Y no sólo eso sino que desde ya mismo, yo también dejaré de usar desodorantes, colonias y hasta, quien sabe, tal vez pruebe a ducharme sólo a días alternos.

Un firme compromiso adquirido conmigo mismo no por una causa ecológica o medioambiental, sino a raíz de un estudio efectuado por investigadores de la universidad de Estocolmo. Estudio que ha concluido que las personas que manifiestan con facilidad disgusto ante el olor corporal de otros y el suyo propio, son propensas a respaldar a los líderes políticos autoritarios. Entendiendo como tales a aquellos que no le tiemble la mano a la hora de suprimir, echar por tierra o desestimar los movimientos de protesta de los colectivos alternativos o más desfavorecidos.

La explicación esbozada por los responsables de la investigación es que el disgusto ante olores desagradables es un instinto, un mecanismo de defensa, en algunos individuos más acusado, ante el riesgo de posibles contagios o infecciones de los que los “apestosos” serían potenciales portadores. Y su mal olor, el indicio o advertencia y a la vez consecuencia de ello -¿cuántas veces habremos dicho u oído eso de «huele a enfermo» al tiempo que encogemos la nariz evidenciando disgusto?-. Y por eso mismo, dichos individuos apuestan y anhelan lideres autoritarios/conservadores o como quiera definírseles, atendiendo a que sus ideologías y políticas  favorecen el mantenimiento, distinción y separación entre las distintas clases sociales. 

En fin, no sé cuánto de definitivo tendrá el citado estudio ?intuyo que no mucho-. Pero por si acaso yo voy a mantener mi promesa. Prefiero arriesgarme a tener piojos que infectarme de intolerancia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Queremos políticos que usen colonia?