Greenpeace denuncia una radiación excesiva en zonas reabiertas de Fukushima 7 años después

Efe TOKIO

SOCIEDAD

Nicolas Datiche | EFE

Critica que Tokio «haya ido demasiado rápido» a la hora de reabrir estas áreas pese al «alto riesgo» que ello conlleva para sus habitantes

01 mar 2018 . Actualizado a las 07:32 h.

Las dosis excesivas de radiactividad persisten siete años después en áreas próximas a la accidentada central nuclear de Fukushima que han sido reabiertas a sus habitantes, denunció hoy Greenpeace en un informe.

El documento, basado en las mediciones realizadas por la organización ecologista sobre el terreno, señala que muchas de estas áreas se encuentran en situación de «emergencia radiológica» a pesar de que el Gobierno japonés ha levantado las restricciones de acceso a las mismas tras años de limpieza y descontaminación radiactiva.

El inquietante panorama que presenta Greenpeace, apoyada por Human Rights Now y otras ONG niponas, contrasta con la versión de las autoridades de Japón, que hablan de una progresiva vuelta a la normalidad en estas áreas castigadas por la catástrofe nuclear desencadenada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011.