«El trato fue exquisito, como si te conocieran de toda la vida»

Daniel Bermúdez es un joven de Viveiro invitado a la ceremonia junto a su padre

.

viveiro / la voz

Asequible, simpático y amable. Así es Felipe VI a ojos de un adolescente de 14 años, Daniel Bermúdez, alumno del IES Vilar Ponte de Viveiro, a quien haber sido en el 2016 uno de los ganadores del concurso ¿Qué Es un Rey para Ti? le permitió acudir ayer invitado, con otros chavales, al cumpleaños del monarca. Con su padre, Demetrio, fueron la representación civil de Galicia en el acto. «Fue increíble poder charlar con esta gente. Sobre todo, Rajoy me chocó mucho, muy majo y agradable. Y también Soraya [Sáenz de Santamaría]», comentaba Daniel.

Antes de comenzar el acto, todos fueron aleccionados sobre unas mínimas normas de protocolo. «Nervios, muchos, ¡cómo no! Por poder estar y hablar con toda esa gente». Pero se diluyeron en el ágape, más distendido con el desparpajo de los chavales y la confianza que imprimían los mayores, «porque el trato fue exquisito, como si nos conocieran de toda la vida», apuntaba. «Hablé con todos, con el rey poco, pero me dio la enhorabuena. Con el rey emérito, Juan Carlos I, con la reina Sofía, con las infantas, majísimas para su edad... Con quien menos hablé fue con Letizia», añadió. De la comida, lo que más le gustó fue la paella. Un detalle más para un día inolvidable. «Hace un año conocí al rey, en la entrega de premios del concurso. Pero hoy he podido estar con toda su familia. Ha sido una experiencia única, inolvidable». Su padre, Demetrio, coincide: «Foi estupendo, un privilexio estar alí. No cóctel falamos con todos, con Letizia, con Xoán Carlos I, e aproveitei para invitar a Felipe VI a vir a Viveiro, xa que é irmán maior da Semana Santa. Fóra de cámara son persoas coma ti e coma min. Dá gusto falar con eles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«El trato fue exquisito, como si te conocieran de toda la vida»