Un laboratorio gallego, preseleccionado para hacer estudios genéticos a parejas iraníes

El Gobierno de Irán quiere atajar las enfermedades derivadas de la endogamia de cara al bum de natalidad previsto para el 2040

Un instituto de biotecnología lucense podría hacer test genéticos para el gobierno de Irán Realizará estudios de ADN a petición del ejecutivo ante la proliferación de las relaciones endogámicas

lugo / la voz

El Instituto de Biotecnología Médica Aplicada, que tiene su sede en el parque empresarial de As Gándaras, en Lugo, podría realizar test genéticos por el Gobierno de Irán. Según el consejero delegado de la compañía lucense, Alfonso Alba Menéndez, recibieron una propuesta de la república islámica para realizar este tipo de estudios de forma masiva. Están preocupados por la previsión de crecimiento exponencial de la población de cara al año 2040, en un país en el que hay 54 enfermedades prevalentes monogénicas, derivadas de la endogamia. Según Alba Menéndez, supone que cada año nacen en 30.000 niños con anomalías genéticas. Este problema pretenden atajarlo con un la creación de un consejo prematrimonial, con base genética, que es la especialidad de esta empresa lucense.

El instituto lucense según explicó el consejero delegado a la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, realiza más de 3.000 test de patología de base hereditaria o genética, que a partir del verano efectuarán con medios propios, con los equipos de ultrasecuenciación, que acaban de incorporar a la compañía y que supusieron una inversión de más de cinco millones. Hasta ahora enviaban parte del trabajo a una compañía colaboradora en Pekín.

La empresa lucense, que trabaja para hospitales de fuera de Galicia -en la comunidad autónoma, según Alba, está cubierto este campo con centros públicos- aseguradoras y laboratorios, pretende introducirse en otro campo. Sus estudios genéticos, que hasta ahora se podían solicitar vía hospitalaria, con la petición de un especialista, abrirán la puerta a la atención directa al consumidor, a través de Internet.

Kit a domicilio

El laboratorio lucense, según el consejero delegado, le enviará un kit al domicilio del solicitante para recoger muestras de saliva, que permitirán obtener el ADN y decodificar el mapa genómico.

Este primer test costará, según explicó, 200 euros. Estará colgado en una zona segura en la nube y la persona que lo encargue podrá facilitar estos datos a los médicos de primaria o de atención especializada que lo tratan cuando lo necesite. Añadió que compañías como Google están empezando a abrir centros genéticos virtuales.

Según Alba, a partir de los resultados de este primer test, se podrán solicitar pruebas complementarias: específicas de farmacogenómica, por ejemplo, para ajustar tratamientos a cada paciente, entre ellos los del colesterol. Se pagarán a mayores del desembolso inicial.

El biólogo señala que se pueden utilizar estos test incluso para ajustar entrenamientos en los deportistas de élite, o dietas específicas en función del metabolismo de cada persona. Estas pruebas complementarias, que tendrán como base el patrón genético almacenado en la nube, se podrán solicitar también a través de aplicaciones del móvil, que ya manejan las grandes compañías de telefonía.

La tecnología que aplica la compañía lucense es estadounidense. De hecho, según explicó Alba a la conselleira, el fabricante les pidió que le permitiera utilizar los aparatos antes de enviarlos a Lugo para dar cobertura a una oferta de Black Friday de una compañía americana, que vendió 850.000 test genéticos para saber quiénes fueron los ancestros a 399 euros unidad y carecía de capacidad para realizarlos.

Votación
1 votos
Comentarios

Un laboratorio gallego, preseleccionado para hacer estudios genéticos a parejas iraníes