Lugo tramita una acreditación mundial para ensayar cirugías con animales

Rof Codina realiza los trámites; el hospital lucense sería el primer centro público de España con una credencial de este tipo

.

lugo / la voz

El hospital veterinario Rof Codina de Lugo, que ya es un centro acreditado para la experimentación animal, ha dado un nuevo paso al solicitar la acreditación de la AAALAC Internacional, una organización privada no gubernamental, que promueve el trato humanitario de los animales en las actividades científicas. El centro, según su gerente, Luis Felipe de la Cruz Palomino, confía en obtener esta autorización en este mismo año. Empezaron hace un año el proceso, que es largo y costoso y que requiere instalaciones, personal cualificado y protocolos. El hospital lucense, que sería el primero público de España en contar con esta acreditación, ya recibió la visita de técnicos de la consultoría mundial para recorrer el centro e iniciar los procedimientos.

El Rof Codina necesita esta acreditación, que va más allá de las exigencias de las normativas española y europea, entre otras razones para poder continuar con los cursos de adiestramiento en determinadas técnicas de los cirujanos gallegos, que utilizan estas instalaciones para prácticas especializadas, previas a la introducción de nuevas técnicas en los quirófanos.

El servicio de cirugía del HULA, en concreto, organiza desde hace 30 años un curso anual para especialistas de toda Galicia, en el que los alumnos, que son cirujanos en ejercicio, acuden por las mañanas a intervenciones de cirugía laparoscópica con humanos, practicadas por especialistas en técnicas concretas en el hospital lucense, o en el CHUS. Por las tardes las aplican en el hospital veterinario Rof Codina de Lugo, en ejemplares de porcino, que son los que funcionalmente se parecen más a los humanos.

El jefe de servicio de cirugía del HULA, José Conde Vales, que es el que organiza este tipo de docencia, mostró su preocupación el día que presentó el curso, que comienza el próximo día 17 y que se clausurará el día 20, ante la posibilidad de que fuera el último año con prácticas en animales. Sin la acreditación internacional que está tramitando el Rof Codina, según explicó Conde, la industria farmacéutica no está dispuesta a colaborar en este tipo de cursos. El de este año está centrado en la cirugía laparoscópica de páncreas.

Según explicó Conde, en la formación quirúrgica están usando en estos momentos pacientes vivos, cadáveres y ejemplares de porcino. En el curso solamente pueden participar 10 alumnos, pese a que la demanda es superior, porque tienen limitado el número de ejemplares de porcino para realizar las intervenciones en el hospital veterinario. Explicó que esta última posibilidad es mucho mejor que la experimentación con cadáveres ya que las condiciones a la hora de afrontar una intervención con este tipo de animales son muy similares a las que se encontrarían en el quirófano de un hospital, como los sangrados o los movimientos.

Adiestramiento en cerdos

Este tipo de cursos, que en esta edición contará con un experto en cirugía de páncreas laparoscópica como es Manuel Azevedo Oliveira, de Oporto, permiten formar a profesionales de los hospitales gallegos para empezar a aplicar nuevas técnicas en los centros en los que trabajan.

El servicio de cirugía del HULA no es el único que recurre a este tipo de formación para sus profesionales, sino que también hacen uso de ella otras especialidades médicas.

Restricciones en el número de ejemplares y usar, cuando existan, métodos alternativos

El hospital Rof Codina se decidió a solicitar la acreditación, según explicó su gerente, porque las multinacionales que financian proyectos de investigación requieren que los centros dispongan de este tipo de certificaciones. Luis Felipe de la Cruz se mostró partidario de las restricciones a la experimentación con animales, tanto en el número de ejemplares como en su aplicación cuando no haya métodos alternativos, dado que en este caso, según dijo, se deben usar estos.

El profesor de la Facultad de Veterinaria y presidente del comité de bioética animal, Manuel Cifuentes, reconoció que la normativa en vigor es muy restrictiva, lo que posibilitó que se hayan eliminado los abusos del pasado. Este tipo de experimentación está regulada de forma estricta y solamente se autoriza para un fin concreto y con un número de terminado de ejemplares. Insistió en que las inspecciones en los animalarios son constantes.

Votación
4 votos
Comentarios

Lugo tramita una acreditación mundial para ensayar cirugías con animales