Las saudíes ya pueden ir a estadios de fútbol

Las reformas emprendidas en el país les permitirán, además, conducir y acudir al cine


redacción / la voz-agencias

Los derechos humanos en Arabia Saudí son muy cuestionados por limitados. Más los que se refieren a las mujeres, al tratarse de uno de los países con mayor desigualdad entre sexos. Pero ellas han ido ganando pequeñas parcelas en los últimos tiempos, sobre todo en el marco de las reformas introducidas por el príncipe heredero Mohammed Bin Salman, que quiere que el reino se vuelque hacia un islam más moderado y reducir, de este modo, la influencia de las poderosas autoridades religiosas. Algunas normas están cambiando. Desde el próximo viernes se hará efectiva la decisión de que las mujeres saudíes puedan acceder a las sedes deportivas más importantes del país. Acudirán a un partido de liga profesional en Riad. Se trata del partido que enfrentará a los equipos de Al Ahli y Al Batin. El Gobierno autorizará además que las ciudadanas presencien este mes otros dos partidos más en Riad y en la localidad de Dammam, en el este del país. En todos los casos las mujeres deberán acudir en compañía de familiares y nunca solas. Para ello, se han acondicionado tres estadios de fútbol que faciliten su acceso y no solo de hombres.

Aunque las restricciones al sexo femenino son todavía muy profundas, el paquete de medidas reformadoras incorpora el que a las mujeres se les permita conducir vehículos este mismo año. La decisión gubernamental llegaba apenas quince días antes de que terminase el 2017, y antes del próximo verano incluso podrán pilotar motocicletas y camiones. Ya no se verán obligadas a contratar a un conductor privado a depender de un familiar varón para poder desplazarse. Se considera esta una decisión más práctica y económica que un derecho social, por las posibilidades laborales que se abren para el colectivo, muy discriminado aún para cuestiones como la formación o los viajes, que requieren de la autorización de un hombre.

A estos avances en el capítulo de cambios hay que añadir la reapertura de las salas de cine 35 años después de que fueran prohibidas. No queda claro qué géneros de películas se mostrarán, ni si hombres y mujeres podrán acudir juntos. Verán películas subtituladas en árabe y se eliminarán escenas de sexo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las saudíes ya pueden ir a estadios de fútbol