La cuarta parte de los gallegos no toman uvas en Nochevieja

Una encuesta revela que la mitad de la población se inventa excusas para no ir a las cenas de Navidad

.

Redacción

El próximo domingo, cuando en el reloj de la Puerta del Sol empiecen a sonar los cuartos, alrededor de 675.000 gallegos no tendrán las uvas preparadas. Una encuesta realizada por Groupon revela que casi la cuarta parte de la población no sigue el tradicional acompañamiento de las campanadas con esta fruta y en su lugar prefieren otras cosas, como aceitunas o pasas (15,1%) o simplemente hacer la cuenta atrás sin nada que echarse a la boca (10,2%).

Las fiestas navideñas son pródigas en encuentros y celebraciones, pero no todo el mundo se contagia de ese espíritu fraternal, incluso aunque no haya cuñados de por medio. El mismo estudio revela que más de la mitad de los gallegos rechazan ir a las cenas de empresa o con amigos y muchos son capaces de recurrir a todo tipo de estratagemas con tal de librarse del compromiso.

Así, el 36,5% de la población de Galicia reconoce que antes que acudir a uno de estos eventos «me invento cualquier excusa y me quedo en casa». Un 14,8% son capaces de fingir que se han puesto malos, y un 12,9% afirman que si fuese necesario pagarían por no ir: hay incluso quien asegura que daría más de 30 euros. Su actitud contrasta con la del 35,6% de los entrevistados que dicen pasarse el resto del año esperando estas cenas.

La mayoría de los gallegos (66,8%) tienen una o dos cenas de Navidad de empresa y con amigos, al margen de las familiares e inevitables de Nochebuena y Fin de Año. Un 14% dice no tener ninguna y un porcentaje semejante tres cenas (una con los compañeros del trabajo y dos con amigos).

Para casi cinco de cada diez habitantes de esta comunidad, las cenas de Navidad son un motivo para celebrar y juntarse con los colegas en un ambiente diferente y distendido. No obstante, otro 40% manifiesta haber sentido vergüenza ajena con un compañero/a que se ha pasado con la bebida. También hay quienes han vivido episodios más desagradables, como un jefe que hace un discurso inapropiado, o que ellos mismos se han puesto en evidencia. Así, casi un 2% lamentan que «he acabado bailando la conga con mi jefe», y casi un 4% que «me he ido de la lengua y he criticado a mi jefe o a la empresa».

El juego del amigo invisible, típico de estas fechas, parece que ha caído un poco en desuso. Un 54,7% de los gallegos no lo practica y reconoce que cada uno compra los regalos para el resto de familiares o amigos que quiere. Y otro 29% lo hace solo con su círculo más íntimo de amigos. El presupuesto más habitual es entre 10 y 20 euros.

Curiosamente, para la mayoría de los entrevistados lo más estresante de estas fechas es encargarse de la compra de regalos y de la decoración de la casa, por delante de la engorrosa tarea de preparar los menús de las cenas y comidas de Navidad. A un 12,9% también les molesta «fingir que te gustan las navidades y que estás feliz cuando en realidad las odias». Una proporción semejante reconocen que a menudo las reuniones alrededor de la mesa acaba en discusión, ya sea por discrepancias con padres y hermanos, o por las tradicionales pullitas entre cuñados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

La cuarta parte de los gallegos no toman uvas en Nochevieja