Un jubilado reparte doce millones al regalar 30 décimos a familia y amigos

José María Criado eligió el número premiado al no encontrar su fecha de nacimiento

B. C.
As Pontes, Ferrol / La Voz

«Eu estaba cargando paus de castiñeiro. Teño un neto de 11 anos que, ao non ter clase, estaba seguindo o sorteo e viu o número. Dixéronmo e seguín cargando, pero ao pouco xa fumeaba o teléfono, así que parei». No era para menos. El gesto del vecino de As Pontes José María Criado había trastocado la vida de su familia a golpe de sorteo de la lotería de Navidad. Había comprado en Vilalba, a 40 kilómetros de la villa minera, 30 décimos del 71198 y, «aínda que algún quedou na casa», el grueso lo repartió entre su familia y amigos. Un grupo en el que incluye a sus cuatro hijos. «Alégrome especialmente de poder axudalos a eles. Dalgunha maneira sinto que lles arranxei a vida, porque aos meus 69 anos penso que a miña vai seguir igual que ata agora», afirma.

«Alégrome polos meus fillos, dalgunha maneira sinto que lles arranxei a vida» Como si del guion de una película se tratase, José María Criado fue a Vilalba a por los décimos, «igual que podería ter ido a Ferrol. O que non quería é que fosen das Pontes para que non coincidisen con outros». Así se hizo, en un total de tres viajes, con los 30 décimos que compró. «Pedín o 19948 porque coincide co día do meu nacemento, pero non o había, así que elixín outro que remataba en oito», recuerda.

Un revés muy afortunado

No podía sospechar José María que esa circunstancia, lejos de convertirse en un revés, se convertiría en un signo de buena suerte y llevaría la fortuna a su familia y a sus amigos, entre los que repartió nada menos que doce millones de euros.

«Isto é unha gran satisfacción para min», relata en medio de la gran fiesta que se vivió durante todo el día en su casa. Una celebración que comenzó después de que su nieto les diera la noticia.

Sobre sus planes para emplear el dinero, asegura: «Non imaxinei aínda en que os vou gastar. Estou dubidando se comprar un tractor, porque sempre me gustaron. Hoxe xa me dixeron que cambie de coche, pero creo que o meu Volvo de doce anos aínda aguantará algúns máis». Para Criado, su mayor fortuna es la de «poder compartir todo isto coa xente que queres». Sin duda, ayer les dio una de las mayorías alegrías de sus vidas.

En la funeraria

Otros dos décimos del gordo viajaron también desde Vilalba hasta As Pontes. Son dos municipios que, por su proximidad, tienen muchos lazos, tanto económicos como sociales, y no es raro que la fortuna hubiese circulado ayer entre ambas localidades. Fue la empleada de la funeraria San Roquiño -propiedad de Carlos Durán- la que adquirió los boletos.

La trabajadora que compró esta lotería tiene un décimo y el otro está repartido entre los trabajadores de la empresa, que son alrededor de una veintena. «Nunca nos había tocado y ha coincidido con el mejor día, porque hoy [por ayer] tenemos además la cena de empresa», afirman desde la funeraria, en donde prometían mantear la pasada noche a la compañera que les repartió suerte.

El dueño de un almacén de frutas llevó la suerte al restaurante O Parrulo

El gordo también viajó desde Vilalba a Ferrol de la mano de Benigno Vila, propietario del almacén de frutas Vifer, que compartió su suerte con el dueño del restaurante O Parrulo, José Martínez. Habitualmente se intercambian décimos de lotería y así fue como se acercó la fortuna a la urbe naval, con el número 71198. De hecho, de la vecina villa lucense Benigno había traído a la familia hostelera tres números distintos y uno fue el agraciado con el mayor premio de la lotería navideña. Con las copas de champán en la mano, el dueño de Vifer declaraba que aún no había decidido en qué iba a emplear el dinero, mientras que el hostelero lo tenía más claro. «Cando baixe da nube e o pense, xa reflexionarei», afirmaba Benigno, al lado de José Martínez, quien sí sabía el destino del premio. «Eu teño a vida solucionada, será para os netos e para o fillo», afirmó. «Ademais -añadió-, os meus netos queren comprar coche e, se é bo, para pouco lles chega». La familia de O Parrulo, que regenta también un club de fútbol sala en la ciudad, es muy conocida y querida en Ferrol, por lo que la noticia se propagó rápido y el teléfono no dejó de sonar. También fueron muchos los que se acercaron hasta el restaurante para festejar el premio.

La suerte viajó de Vilalba a Arzúa en el bolsillo de un trabajador

N. Noguerol

La suerte viajó de Vilalba a Arzúa en el vehículo de Pablo, un repartidor arzuano que todos los martes, por su actividad profesional, para a comer en el bar del municipio lucense que despachó el número agraciado con el primer premio. Lo cuenta su mujer, Yolanda Iglesias, que recibió la visita inesperada de su marido en el supermercado en el que trabaja en el centro de Arzúa para contarle que uno de los décimos que había comprado era el 71198.

«Chorando», confiesa la mujer que recibió la buena noticia que, según ya avanza, no la sacará de trabajar. Yolanda dice no haber tenido tiempo para pensar en cómo darles una buena entrada a los 400.000 euros del premio. Sin embargo, ya apunta que esta ayuda permitirá al matrimonio darle un hermano al pequeño de 3 años que ya tienen. Mujer prudente, Yolanda Iglesias quiere, además de salud, «cabeza» para gastarlos.

El premio no impidió a Yolanda terminar su jornada laboral, aunque la noticia corrió como la pólvora y el supermercado en el que trabaja como cajera desde hace un año y medio fue un constante goteo de gente que, además de hacer la compra, felicitó a la agraciada. «Levo sufrido moito», les respondió la mujer a dos vecinas que se acercaron y la felicitaron: «Ben merecido o tes».

Con Yolanda y Pablo, con un ultramarinos ambulante al que se subió la buena suerte en el reparto que todos los martes hace en Vilalba, Arzúa incrementa su nómina de millonarios, que abrieron hace poco más de un año los trabajadores de la oficina de Correos, agraciados con un primer premio en la primitiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un jubilado reparte doce millones al regalar 30 décimos a familia y amigos