Ejercicio por prescripción médica

La Sociedad Española de Obesidad y Consejo Superior de Deporte acuerdan estimular la actividad física desde la consulta y proponen la tercera hora de gimnasia


redacción / la voz

¿Qué haría un médico si en su consulta se presenta una persona con obesidad mórbida? O una con hipertensión, o con diabetes o alguien mayor con sobrepeso y problemas en sus articulaciones. Pues aparte de atender sus dolencias, a todas, como consejo general, les recomendaría la práctica de deporte. ¿Pero cuál? Porque todas son personas distintas y con necesidades desiguales, por lo que un determinado ejercicio para una podría ser contraproducente para otro. De lo que se trata es de recetar una práctica específica para cada persona. Y este es uno de los objetivos del protocolo que se llevará a cabo dentro del convenio suscrito ayer entre la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), su fundación, coordinadora del programa Aligera tu vida, y el Consejo Superior de Deportes (CSD) para la promoción del ejercicio físico en la lucha contra la obesidad y el sedentarismo. No es un problema precisamente menor, ya que los últimos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, pendientes de actualizar, revelan que el 73 % de los españoles están muy por debajo del umbral de actividad física que les ayudaría a alejar el riesgo para su salud. Otro estudio publicado el pasado año por la UE indica que la inactividad supone un gasto de casi mil millones de euros anuales para las arcas españolas por su incidencia en enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer de colon y de mama.

«Vamos a trabajar en un protocolo para que la prescripción del ejercicio se haga igual que la que se hace con los fármacos, con actividades específicas para cada persona en función de su edad y de las patologías que sufra», explica Francisco J. Tinahones, presidente de la SEEDO. 

Recreos activos

Otra medida importante que se baraja dentro del convenio, que José Ramón Lete, definió como «uno de los más importantes que he firmado como presidente del CSD por su gran carga de responsabilidad», pasa por incrementar el deporte en la escuela. Una de las acciones consiste en reactivar los recreos para que los chavales se muevan en vez de estar parados mirando el móvil. «Queremos empezar -apunta Tinahones- con una prueba piloto en varios colegios e institutos en la que incluso participen deportistas famosos. El secretario general nos ha ofrecido su colaboración para poder conseguirlo».

Más complejo, sin embargo, será incorporar la que podría ser una de las medidas estrella: implantar la tercera hora de gimnasia. Es algo que se hará a partir de septiembre del próximo año en los centros escolares dependientes del Insalud, que ahora mismo solo tiene competencias sobre Ceuta y Melilla. Pero en el resto depende de lo que decida cada comunidad, y encajar los horarios no es fácil. En cualquier caso, el debate se reabrirá. «Será el propio presidente del Consejo Superior de Deportes el que plantee la propuesta para ver si se puede llevar al Consejo Interterritorial de Salud», destaca Tinahones.

En un marco más general, la filosofía del convenio pasa por concienciar a la población de que la actividad deportiva es la mejor arma para prevenir la obesidad, que en España afecta al 17 % de los adultos y al 18,1 % de la población infantil. El mensaje ya no será realizar ejercicio físico para rebajar peso, sino para ganar salud. Esta es una indicación especialmente importante para las personas con sobrepeso que abandonan si no ven resultados, cuando la mejoría que experimentan es otra. «No se dan cuenta de que aunque no rebajen peso con el deporte reducen el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes o la hipertensión», advierte el presidente de la SEEDO.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ejercicio por prescripción médica