Algo se está moviendo en la atmósfera

La semana pasada, mientras nevaba en toda España, incluso en cotas muy bajas, en Galicia los copos cayeron únicamente en las zonas de montaña


redacción / la voz

Galicia sigue manteniendo un tiempo muy seco. Inmersos en la época del año con más precipitaciones de nuestro clima, los días soleados son la norma y los lluviosos la excepción. Sin embargo, durante las últimas semanas se han registrado algunos cambios que, si bien es cierto, no se han traducido en la llegada de la ansiada lluvia, ponen de manifiesto que algo se está moviendo en la atmósfera. «Se ha roto la dinámica de bloqueo perpetuo y se han producido diferentes episodios de lluvias en España, incluso en el sur de la península, donde han tenido inundaciones. Las temperaturas han descendido a valores muy por debajo de lo normal, la nieve ha visitado varias veces nuestras montañas, e incluso ha nevado a nivel del mar en el extremo norte», explica Rubén Vázquez, de Iberomet. El frío también se ha recrudecido, con mínimas que han caído hasta los diez grados bajo cero. Todos estos cambios indican que el invierno quiere abrirse paso en el hemisferio norte. Otra de las señales es que la oscilación ártica, que atiende a la diferencia de presión entre el Ártico y las latitudes medias, lleva varias semanas en valores negativos. Cuando esto ocurre el aire frío del polo norte se desparrama hacia el sur y actúa como fuente de inestabilidad. «Podemos verlo como dos ingredientes, el aire frío confinado en el polo por la nula radiación solar que tienen en esas latitudes y el aire más cálido y húmedo que tenemos aquí abajo por tener más horas de radiación solar. Cuando la configuración atmosférica cambia y el aire frío desciende del Ártico con pulsaciones más importantes, ambos ingredientes se juntan de una forma más importante y dan lugar a centros de bajas presiones más extensos, formando los famosos trenes de borrascas», añade.

Galicia, que está dentro de las latitudes medias, no es ajena a estos cambios. Eso sí, la contundente influencia del anticiclón de las Azores minimiza sus efectos. La semana pasada, mientras nevaba en toda España, incluso en cotas muy bajas, en Galicia los copos cayeron únicamente en las zonas de montaña. Pero algunos modelos vuelven a poner a nuestra comunidad donde le corresponde, como protagonista principal del mal tiempo que afecta a Europa. «Una nueva pulsación está en marcha y se espera que a finales de semana comiencen a bajar de latitud centros de bajas presiones, al tiempo que perderemos influencia anticiclónica. El primer frente llegará el jueves por la noche y, a partir del domingo, es probable que las borrascas entren con más contundencia», termina Vázquez.

Votación
44 votos
Comentarios

Algo se está moviendo en la atmósfera