Anulada la venta de un valioso yacimiento arqueológico de Vilalba

El delegado de Hacienda en Lugo firmó ayer la resolución para sacar de una puja el área de Pena Grande

.

VILALBA / LA VOZ

El yacimiento arqueológico de Pena Grande, situado en la parroquia vilalbesa de Santaballa, no se venderá. El delegado provincial del Ministerio de Hacienda en Lugo firmó ayer la resolución por la que se retira ese terreno de una puja prevista para el día 15. El terreno, un lugar en donde los primeros rastros de ocupación humana se remontan a la Edad del Hielo y en donde han aparecido numerosos restos de piezas, iba a venderse en una subasta, con ofertas al alza presentadas en sobre cerrado, con un precio de 7.785,66 euros.

La finca, con una extensión de 35.512 metros cuadrados, había pasado a estar a disposición de un desconocido tras la concentración parcelaria de esa parroquia, terminada en la pasada década. Al no haber aparecido nadie que se presentase como dueño o no haberse hallado escrituras de propiedad, el terreno acabó en manos del Estado.

El anuncio de que el terreno se subastaría, con lo que podría pasar a manos privadas, generó reacciones de rechazo. El BNG, al que luego se unieron En Marea y el PSOE, solicitó que la operación se paralizase. El Concello vilalbés descartó participar en la puja, pero sí se mostró interesado en recibir la finca en cesión. Incluso una asociación, Cultura do País, inició en días pasados una campaña pública de recogida de fondos para llegar a presentar una oferta.

En la zona, hace casi 50 años, se realizaron trabajos por impulso de José Ramil, médico de inquietudes humanistas que fundó el Museo de Prehistoria e Arqueoloxía de Vilalba (Mupav), en donde se guardan piezas aparecidas en esa zona durante la Edad del Hielo. Desde entonces se efectuaron más investigaciones -incluso visitaron el lugar estudiosos como Fermín Bouza Brey y Carlos Alonso del Real-, y el paraje recibe en los últimos tiempos visitas periódicas, organizadas tanto por el museo de la capital chairega como por asociaciones de la parroquia de Santaballa, promotoras de una ruta de senderismo que pasa por ese enclave.

En el terreno hay un petroglifo, de origen posterior al del yacimiento, que tiene la condición de Bien de Interés Cultural (BIC). La Asociación de Amigos do Museo de Vilalba abordó el pasado sábado, en una asamblea, la posibilidad de solicitar esa declaración para toda la finca, aunque conseguir esa protección oficial no es el actualmente el único objetivo.

El director del museo vilalbés, Eduardo Ramil, explicó ayer que sería interesante llegar a efectuar más trabajos sobre el terreno para completar la información sobre la época de ocupación, aunque también mostró su satisfacción al saber que la parcela no acabaría pasando a manos privadas.

Votación
7 votos
Comentarios

Anulada la venta de un valioso yacimiento arqueológico de Vilalba