Especialistas holandeses piden crear un banco de mujeres para gestaciones subrogadas

La medida evitaría recurrir a gestaciones en terceros países donde se explotan comercialmente


Bruselas

La controversia no deja de sobrevolar el debate sobre la gestación subrogada. Aunque en algunos países de la UE los derechos reproductivos están más restringidos que en otros, la polémica sigue abierta y divide a los 28 países miembro. En Holanda la posibilidad de recurrir a lo que se solía denominar «un vientre de alquiler» es legal siempre que la mujer a la que recurra una pareja acepte gestar al bebé de forma totalmente altruista, sin ningún tipo de contraprestación económica. Esto suele reducir el radio de búsqueda al círculo más cercano de la familia, donde no siempre se puede encontrar a una candidata. Es por ello que varias asociaciones de especialistas médicos holandeses han sugerido la posibilidad de crear un banco público de mujeres dispuestas a gestar y dar a luz al bebé de parejas que no pueden tener hijos biológicos.

Las leyes del país ya permiten esta posibilidad, pero todavía no se ha materializado la idea. Según los expertos, esta vía evitaría tener que recurrir a mujeres de países terceros donde es habitual que se explote la gestación subrogada con fines comerciales y dentro de un marco normativo cuanto menos irregular y en muchos casos ilegal. «Las parejas que no pueden encontrar una madre sustituta por sí solas no reciben ayuda alguna (...) Es imposible informar sobre las mujeres que sí estarían dispuestas a hacerlo. Sería bueno que eso cambiase», aseguró el ginecólogo del VU Medical Center de Amsterdam, Roel Schats, al diario holandés De Volkskrant.

Para mucho otros médicos, esta vía de poner en contacto a parejas y potenciales madres gestantes sería la más segura para garantizar que el proceso se desarrolla de forma segura y sin conflicto de intereses de por medio. El ejemplo que quieren seguir en Holanda es el del «modelo inglés». Para ello el Gobierno debería reforzar la legislación en torno a la gestación subrogada y articular un organismo público sin ánimo de lucro al que puedan acudir las parejas para solicitar la ayuda de una madre sustituta. Esto dejaría fuera las listas privadas de centros de reproducción asistida.

Fin a los escándalos

Aunque algunos partidos conservadores del nuevo Gobierno holandés no ven con buenos ojos los cambios en la política de salud, existe un consenso generalizado en torno a la necesidad de reforzar las leyes para poner fin a escándalos como el que tuvo lugar el pasado mes de mayo. Por entonces, la justicia holandesa decidió arrebatar la custodia de un bebé a una pareja homosexual que había recurrido a la gestación subrogada a través de Internet para tener un hijo. La madre biológica con la que contactaron no respetó el acuerdo y mantuvo relaciones con su esposo durante el periodo de inseminación. Durante el proceso se demostró que el marido era el padre biológico de la niña y se procedió a la devolución de la custodia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Especialistas holandeses piden crear un banco de mujeres para gestaciones subrogadas