John Lasseter deja Pixar de forma temporal tras propasarse con su personal

El director de filmes como «Toy Story» reconoce comportamientos fuera de lugar

.

Los Ángeles

El jefe creativo de Pixar y Walt Disney Animation Studios, John Lasseter, anuncia que tomará una excedencia de su cargo de seis meses tras reconocer comportamientos fuera de lugar y que se propasó con su personal, informa hoy el medio especializado The Hollywood Reporter.

«Me disculpo profundamente si os he decepcionado. Especialmente quiero pedir perdón a cualquiera que haya estado en el lado contrario de un abrazo no deseado o cualquier otro gesto que sienta que haya cruzado el límite de algún modo, manera o forma», dijo Lasseter en un memorando dirigido a sus trabajadores.

«No importa cómo de inofensiva fuera mi intención: todo el mundo tiene el derecho a establecer sus propios límites y que se respeten», añadió.

Conocido por ser uno de los grandes cerebros detrás de Pixar así como una de las figuras mundiales más importantes del cine de animación, Lasseter es el director de filmes como Toy Story (1995), A Bug's Life (1998), Toy Story 2 (1999), Cars (2006) y Cars 2 (2011).

En los últimos años se ha desempeñado principalmente como productor y en esta labor figura en Coco, la cinta animada inspirada en la cultura mexicana que llegará a las pantallas estadounidenses este fin de semana.

La salida de Lasseter se ha conocido mientras The Hollywood Reporter preparaba un reportaje que detallaba presuntos abusos de poder por parte del ejecutivo. Así, un trabajador de Pixar aseguró que Lasseter era conocido en el mundo de la animación por «tocar, besar y hacer comentarios sobre atributos físicos».

El reportaje también apunta que la actriz y guionista Rashida Jones y su compañero Will McCormack abandonaron el proyecto de Toy Story 4 después de que Lasseter supuestamente hubiera hecho un «acercamiento» no deseado a Jones.

Los trabajadores ya hablaban del «movimiento Lasseter»

Otros empleados que hablaron sin desvelar su nombre aseguraron que los trabajadores de la compañía llamaban coloquialmente «movimiento Lasseter» a un gesto para evitar que su jefe les pusiera sus manos en las piernas.

Las fuentes de The Hollywood Reporter defendieron también que era conocida la afición por la bebida de Lasseter no solo en fiestas o eventos sociales. 

En su nota, Lasseter explicó que en los últimos tiempos ha mantenido conversaciones «difíciles» que han sido «muy dolorosas» para él: «Nunca es fácil enfrentar tus pasos en falso, pero es la única manera de aprender de ellos».

Tras conocer que algunos de los trabajadores habían sentido que él les había faltado al respeto o les había hecho sentirse incómodos, Lasseter aseguró que esa «nunca» fue su intención.

El ejecutivo apuntó que tanto Disney como él están comprometidos para reforzar la «vibrante» y «respetuosa» cultura empresarial del estudio.

«Y estamos de acuerdo en que el primer paso en esta dirección es que yo me tome un tiempo para reflexionar acerca de cómo avanzar desde aquí. Por muy duro que sea para mí hacerme a un lado de un trabajo que me apasiona y de un equipo al que tengo el más alto respeto, no solo como artistas sino como personas, sé que es lo mejor para todos nosotros ahora mismo», indicó.

Lasseter confió en que este periodo sabático le ayude a volver y ser el líder que su personal se merece.

Tras el escándalo en torno al poderoso productor Harvey Weinstein, denunciado por decenas de mujeres en diferentes casos de agresión sexual, Hollywood vive inmerso en una enorme polémica ante el goteo de nuevas acusaciones de agresión sexual y comportamientos fuera de lugar que salpican a actores como Kevin Spacey, Dustin Hoffman y Louis C.K., y cineastas como Brett Ratner y James Toback.

Oliver Stone, el último tocado en el escándalo de lo abusos

Retiran del programa al presentador Charlie Rose tras ser denunciado por ocho mujeres

Desde que salieron a la luz los casos de acoso sexual protagonizados por el hasta entonces apreciado productor norteamericano Harvey Weinstein son muchos los directores, actores o periodistas a los que ha ido tocando el escándalo. Algunos como Kevin Spacey o más ahora el famoso presentador Charlie Rose no solo fueron tocados, también fueron hundidos. Al primero hasta lo apartaron de la taquillera serie de Netflix House of Cars. Al otro lo han echado de su programa al trascender la denuncia por abuso presentada por ocho mujeres.

Pero uno de los que más sorprende es el nuevo tocado por el escándalo. Nada menos que Oliver Stone, que, como informa Europa Press, fue denunciado por Melissa Gilbert, la actriz que había protagonizado La casa de la pradera. Ella dice que la acosó durante una audición. Lo ha confesado en una entrevista con Andy Cohen en el programa Radio Andy. Lo dijo, pero no dio nombres. Al abandonar el estudio confesó tener miedo de decir su nombre porque estaba «preocupada por que se produjera una reacción violenta». Posteriormente la actriz de Secretos y mentiras desveló el nombre de su acosador. «Fue Oliver Stone y la película era The Doors», señaló Gilbert. Según explicó la actriz, en la prueba el cineasta le pidió que leyera de rodillas una escena que había escrito especialmente para ella y que al final incluía las palabras: «Házmelo, cariño».

Seguir leyendo

Votación
0 votos
Comentarios

John Lasseter deja Pixar de forma temporal tras propasarse con su personal