La mitad de los enfermeros no se sienten realizados en su trabajo

Según un estudio del Sindicato de Enfermería Satse,  además ocho de cada diez profesionales sufren estrés

.
D.S.
Redacción

Los enfermeros están «quemados». Según el estudio «Percepción del estrés en los profesionales de enfermería de España. Comparativa 2012-2017», elaborado por el Sindicato de Enfermería Satse , los enfermeros españoles sufren el síndrome profesional «quemado», que demuestra un deterioro claro del ambiente laboral y una insatisfacción generalizada con su trabajo.

Este informe compara los resultados obtenidos en el 2012, en plena crisis económica, y en el 2017. En los resultados se refleja que «no sólo no ha mejorado la situación, sino que ha empeorado mucho», explicaba María José García, responsable del estudio y secretaria general técnica de Satse.

García, en declaraciones recogidas por la agencia Europa Press, asegura que desde el gremio de enfermeros, el malestar en el trabajo es cada día más evidente, ocho de cada diez considera que no hay personal suficiente y un 89 % entiende que han empeorado sus condiciones laborales, ocasionando una reducción del tiempo que le pueden dedicar a los pacientes. Esta insatisfacción, en un ámbito como la sanidad, es muy peligrosa. Un 10% de los profesionales del gremio están de baja por estrés. «Aunque pueda parecer baja, es una cifra alarmante. Estamos con profesionales quemados, no realizados profesionalmente, insatisfechos, con pocos recursos, malas condiciones de trabajo y escasez de plantillas, unos datos suficientemente alarmantes como para que se establezcan medidas», añade la responsable del estudio.

Con los resultados de la encuesta por delante, el sindicato exigirá al Ministerio de Sanidad y a las consejerías de Salud de las comunidades, un aumento de las plantillas, estabilidad laboral a través de ofertas públicas de empleo, la jornada de 35 horas semanales y la implantación de un itinerario laboral, entre otras reivindicaciones.

Votación
7 votos
Comentarios

La mitad de los enfermeros no se sienten realizados en su trabajo