«Desde Roncesvalles a Santiago solo encontré un peregrino»

Tamara Montero
tamara montero SANTAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

SANDRA ALONSO

Munehiro Ikeda hizo el Camino a inicios de los 80. De su ruta salió el primer cuaderno de viaje de la ruta a Compostela

10 nov 2017 . Actualizado a las 12:03 h.

Cuando el Ministerio de Cultura japonés le concedió la beca para estudiar el románico español, llamó a Madrid. Había pensado, con mucho criterio, que si Europa se hizo caminando a Santiago durante el Medievo, en ese Camino tenía que haber numerosos ejemplos de arte románico. «Cuando fui a Madrid para pedir información sobre el Camino, me dijeron que no, que no existía. Que no había información para hacer al Camino».

Pero el maestro Munehiro Ikeda vino igualmente. Como lo que más le interesaba conocer era Santiago, primero vino a Compostela. Llegó de noche. Llovía. Y caminó desde la estación hasta el casco histórico. Lo que más le sorprendió fue el tañer de la campana. El sonido que salía de la Berenguela. «La escuchaba y pensaba, 'estoy en otro mundo'»

Después se pasó un año entero haciendo la ruta desde Roncesvalles a Compostela. Era 1982. No venía con la idea de hacer un cuaderno de viaje, sino un estudio sobre el románico peninsular. «Escribía las indicaciones, pero a veces me entraba el sueño y decidí que era más fácil dibujarlo». Y en esos cientos de páginas hay mapas. Bocetos de capiteles. La capilla de la Corticela. Todo cuando vio en ese año haciendo el Camino antes de que existiese, de nuevo, el Camino. No venía con idea de hacer un cuaderno de viaje, pero él es el autor del primero sobre el Camino Francés. Y estos días participa en el encuentro Compostela Ilustrada.