El acoso sexual reescribe el guion de Hollywood

Ridley Scott borra a Kevin Spacey de su última película, ya rodada, y lo sustituirá por Christopher Plummer


redacción / la voz

Las acusaciones por acoso sexual son como una mancha de aceite que se extiende por Hollywood. No solo amenaza con enterrar las carreras de productores y actores. Provoca cambios hasta en largometrajes ya rodados. Porque Ridley Scott ha decidido borrar a Kevin Spacey de su película All the Money in the World. Según The Hollywood Reporter y Variety, Spacey será sustituido por Christopher Plummer, que grabará nuevas escenas. Los protagonistas, Mark Wahlberg y Michelle Williams, están de acuerdo con el tijeretazo del director.

El protagonista de American Beauty ha sido acusado de acosar o abusar sexualmente de Anthony Rapp, el mexicano Roberto Cavazos, Tony Montana y Harry Dreyfuss, hijo de Richard Dreyfuss, y parte del equipo de la serie House of Cards. Precisamente Netflix paralizó el rodaje de la producción, anunció que la sexta temporada será la última y despidió a Spacey.

All the Money in the World iba a ser la película de clausura del American Film Institute Festival, pero la proyección se suspendió debido al escándalo. La cinta cuenta la historia del secuestro de John Paul Getty III, en 1973, y los esfuerzos de su abuelo (antes Spacey y ahora Plummer), que rechazaba pagar el rescate. Era la gran apuesta de Sony de cara a los Óscar.

Harvey Weinstein, el productor sobre el que han llovido acusaciones, ha contratado a Benjamin Brafman, uno de los abogados defensores más famosos de Estados Unidos. Con Weinstein parece haberse abierto la caja de los truenos en la industria cinematográfica. Cada día hay nuevas turbulencias. La actriz Portia de Rossi ha denunciado que Steven Seagal la acosó. Una segunda mujer asegura que fue violada por Ed Westwick (Gossip Girl) apenas días después de que el intérprete fuera señalado por otra actriz. La Filmoteca francesa aplazó la retrospectiva sobre cineasta Jean-Claude Brisseau, condenado en el 2005 por su comportamiento inapropiado con dos jóvenes que querían conseguir un papel. Gina Lollobrigida, de 90 años, dice que fue víctima de la violencia sexual en dos ocasiones, pero nunca lo denunció y dice que los que acusan décadas después del supuesto delito buscan publicidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El acoso sexual reescribe el guion de Hollywood