Kevin Spacey era un «depredador sexual» en el set de rodaje de «House of Cards»

Hasta ocho personas que trabajan o han trabajado en la serie de Netflix se unen a las acusaciones contra el actor. Su conducta era un secreto a voces

EFE

«No recuerdo el encuentro (...) Pero si me comporté como él describe le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado». Con esta rápida y convincente maniobra, Kevin Spacey intentaba el lunes amortiguar el golpe. El actor fue ágil: tras hacerse público un episodio de hace más de 30 años -el también intérprete estadounidense Anthony Rapp  aprovechó el caso Weinstein para confesar haber sido víctima de acoso por parte del protagonista de American Beauty cuando tenía solo 14 años- enarboló la bandera blanca, desvió el debate confesándose abiertamente homosexual, echó mano de la amnesia para excusar aquel encuentro y pidió perdón. Incluso aseguró que estaba buscando ayuda profesional, que se sometería a terapia. Pero nadie le creyó. Porque sus otras víctimas, atentos a sus excusas, se dieron la misma prisa que él: no ha pasado ni una semana de la denuncia de Rapp y ya han brotado al menos otros diez testimonios, la mayoría anónimos, que señalan con el dedo a Spacey. Los últimos lo acusan de «depredador sexual».

Las prácticas del actor eran, al parecer, un secreto a voces en el plató de rodaje de House of Cards, serie cuyo rodaje ha paralizado Netflix temporalmente tras hacerse público el escándalo. Hasta ocho personas que trabajan o han trabajado en ella han hablado ahora para la CNN, relatando episodios varios con el intérprete de los que fueron testigos o, directamente, víctimas

Un antiguo asistente de producción de la ficción relata cómo Spacey le agredió sexualmente durante un viaje en coche. Según su testimonio, el actor conducía el vehículo cuando introdujo su mano en sus pantalones, un gesto, asegura, que no fue consentido. «Me quedé en estado de shock -explica-. Él era un hombre en una posición muy poderosa en la serie y yo era alguien que estaba muy abajo en la cadena».

Poco después, mientras colocaban las pertenencias de Spacey en su camión personal, el actor arrinconó al trabajador, bloqueó su salida y le manoseó. «Le dije: 'No creo que esté de acuerdo con esto, no creo que esté cómodo con esto'», recuerda el asistente. El actor, «visiblemente agitado», según su relato, salió del tráiler, se metió en un vehículo y abandonó el lugar. «Era un ambiente muy tóxico para hombres jóvenes que tenían que interactuar con él dentro del equipo, el reparto o los actores extra».

Otro miembro del equipo de House of Cards, que ha trabajado en todas las temporadas de la serie, ha confesado que Spacey le tocaba y acosaba de manera constante. «Venía y masajeaba mis hombros, o ponía sus manos alrededor de mí o tocaba mi estómago a veces de maneras extrañas que en una conversación cotidiana y normal no serían apropiadas», ha detallado. Lo confirma un antiguo asistente de cámara, testigo habitual de ese tipo de comportamientos por parte de Spacey en espacios abiertos y «donde todo el mundo lo veía». «¿Quién va a creer a un trabajador del equipo? Te despedirían», ha apuntado esta persona sobre de la espiral de silencio que imperaba en el set.

También una exasistente de producción ha asegurado haber presenciado cómo el actor, simulando que se trataba de un juego, le daba la mano a los hombres y luego arrastraba el saludo hasta tocarles la entrepierna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Kevin Spacey era un «depredador sexual» en el set de rodaje de «House of Cards»