El «cohousing» busca un hueco en Galicia

Asociaciones como Outra Forma de Vivenda ponen en marcha esta fórmula de convivencia que empieza a implantarse en España tras triunfar en Europa


Redacción / La Voz

Hace seis años un familiar muy cercano de Olga Burque tuvo un accidente que le cambió la vida y lo dejó parapléjico. La única solución que le quedó entonces en Galicia fue llevarlo a un centro de mayores. Pero esta psicóloga no se conformó. Buscó alternativas en otras partes de Europa y encontró el cohousing, una forma de convivencia que triunfaba en países como Suecia, el Reino Unido o Dinamarca. También comprobó que había empezado a rodar algún proyecto en España. Se puso manos a la obra y ahora, tras mucho trabajo, ella y otra media docena de unidades familiares han constituido la asociación Outra Forma de Vivenda, que pronto pasará a ser una cooperativa de cesión de uso. El objetivo: establecer una comunidad en la que todo esté consensuado desde el principio. Desde el uso que tienen las zonas comunes al ahorro energético, pero manteniendo la total independencia en cada vivienda.

Aunque la solución puede parecer pensada únicamente para personas jubiladas que viven solas -pero no quieren ir a una residencia-, la idea va destinada a hogares de todo tipo y con gente de todas las edades. De hecho, en esta asociación formada en A Coruña la idea que están cocinando es abrir el proyecto a todo tipo de personas. «Hay desde familias con hijos al caso de mi familiar», explica Burque, quien avanza que el sábado tendrán una reunión para marcar los estatutos de la futura cooperativa.

Un concepto amplio

El responsable del Colegio de Arquitectos de A Coruña, Roberto Costas, explica el concepto: «Muchas veces se etiqueta como una alternativa a los centros para mayores, pero el concepto es mucho más amplio. Viene de la tradición escandinava y luego fue exportado al Reino Unido y Estados Unidos. Aquí no hay que olvidar que lo fundamental es la colaboración, porque es un trabajo en común desde la fase de búsqueda de terreno, el diseño de un programa de necesidades...».

El proyecto que florece en Galicia no es nuevo en España. Webs como Cohousing Verde o la propia del colectivo gallego, outraformadevivenda.org, recogen proyectos como Trabensol (Madrid), que ha convertido el centro de mayores en un hogar colectivo al gusto; Entrepatios, una cooperativa de Las Carolinas (Madrid), que no tardará en construir las primeras viviendas porque ha comprado el terreno.

El problema del terreno

Desde Cohousing Verde apuntan que «el momento fundamental a partir del que un proyecto de este tipo realmente echa a andar es cuando existe un terreno sobre el que levantar las viviendas. En el caso de Entrepatios pudieron acceder a unos terrenos a un precio razonable porque el propietario no los exageró, pero no suele ser lo habitual. De hecho, el gran problema es lograr un espacio para desarrollar la idea y levantar las viviendas, que en todo momento serán de la cooperativa».

Hallar un terreno para desarrollar el proyecto de Outra Forma de Vivenda es ahora el gran objetivo de la todavía asociación. Así, se han entrevistado ya con los grupos políticos representados en el Concello de A Coruña para hablar del asunto porque -como dice Burque- el terreno debería cederlo la Administración, o la Xunta o el Concello, a un precio justo.

Un proyecto en el que se han inspirado es el de la cooperativa La Borda, de Barcelona, que hace dos años logró que el gobierno local de la Ciudad Condal les prestara unos terrenos por un período de 75 años.

Desde algunos colectivos promotores de esta nueva fórmula instan a hacer un cambio de la norma para que ideas de este tipo acaben convertidas en proyectos de interés público. Entienden que lo son. Sobre todo cuando están enfocados a jubilados que quieren mantener una vejez activa promoviendo un nuevo modo de convivencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

El «cohousing» busca un hueco en Galicia