Libertad de idioma por seguridad

Fomento aplaza la redacción del decreto que traspone la norma europea de uso del inglés en comunicaciones aeronáuticas hasta debatirla con pilotos y controladores


redacción / la voz

El Ministerio de Fomento frenó ayer la orden de eliminar cualquier idioma que no fuera el inglés de las comunicaciones aeronáuticas entre pilotos y controladores aéreos. Lo hizo después de que estos últimos cuestionaran la prohibición de hablar en español, como hacen ahora cuando es el idioma nativo de los que actores que participan en la charla, por motivos de seguridad. La modificación que plantea Fomento no es más que parte del decreto para trasponer una norma europea para homogeneizar los procesos de aviación en Europa aprobada en el 2016 y que debe entrar en vigor el 12 de octubre. Con todo, Europa ha marcado un plazo de adaptación hasta el 31 de diciembre.

A un mes de la primera fecha, ayer el titular del ministerio, Íñigo de la Serna, matizó durante un acto con ingenieros de Caminos, como apunta Europa Press, que su departamento aún no ha decidido nada al respecto, pese a que en temas de seguridad «lo mejor es hacer caso a las disposiciones comunitarias, que son las que la garantizan»

Encuentro el lunes

Pero ese es justo el argumento que usan tanto desde el Sindicato Español de los Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) como desde la Unión Sindical de Controladores Aéreos (Usca) para pedir que, en el caso de España, el español y el inglés puedan coexistir como han hecho hasta ahora. La postura del Colegio de Pilotos de Aviación Comercial (Copac) resulta clara. En una comunicación interna dicen que «el Copac apuesta por un idioma único en frecuencia a favor de la seguridad operacional, lo cual no quiere decir que dicho idioma tenga que ser únicamente el inglés». Pero más allá de esto, no han querido hacer ningún otro comentario hasta conocer el resultado del encuentro previsto con Fomento para el lunes.

A esa reunión está convocado el Sepla. Su responsable, Javier Gómez Barrero, explica que «las comunicaciones entre controlador y piloto afectan a la seguridad de las operaciones. A España vienen tráficos que no son hispanohablantes. De ahí que la organización Internacional de Aviación Civil exija un nivel de competencia de inglés mínimo de un cuatro que puede llegar hasta el seis. Puede darse el caso de que en una comunicación haya dos personas que hablan español con una competencia en inglés cuatro, pero seis en español porque es su idioma. La fluidez de comunicación va a ser más segura al hablar en castellano». En este sentido, apunta que la exigencia del inglés no es más que para estar en guardia en caso de que en el sector entre alguien que no hable el castellano, pero en ese caso rápidamente podrían cambiar de idioma.

Por eso, como también reclaman los controladores, quieren que España pueda acogerse a la excepción que permite Bruselas solo en los casos donde puede verse afectada la seguridad. De hecho, es lo que tienen previsto hacer Portugal y Francia. Además, Luis Vidarte, el secretario profesional de Usca añade otro matiz porque el inglés solo sería obligatorio para controladores o pilotos. «La frecuencia también la escuchan bomberos, los de mantenimiento o los que trabajan en tierra. Hay mucha información que conocen por esa vía. De hablar en inglés la perderían porque no conocen el idioma», apunta. Actualmente para ser controlador o piloto hay que tener un conocimiento mínimo de nivel cuatro. Hay controles periódicos para testar el nivel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Libertad de idioma por seguridad