«Preocupa todo, porque todo tiene que salir bien»

Isabel Caulonga es enfermera del equipo de trasplantes del CHUS


Isabel Caulonga es enfermera del equipo de trasplantes del CHUS. Ella no vuela, porque se encarga de la coordinación, y cuando se le pregunta qué es lo que genera más preocupación en estos operativos contesta sin dudarlo, «preocupa todo, porque todo tiene que salir bien». Y es que para que un trasplante culmine con éxito la extracción debe ser correcta, el órgano válido -ya que a veces se comprueba posteriormente que no lo es-, debe implantarse en el receptor, y que este no lo rechace.

Muchos pequeños pasos que la experiencia y la profesionalidad llevan a que el resultado sea positivo en la mayoría de los casos, y que genera una satisfacción especial entre los sanitarios. «Un paciente renal, pendiente de una máquina, de repente pasa a tener una vida independiente, y ocurre lo mismo con los pacientes hepáticos, por supuesto que es algo muy satisfactorio», cuenta Caulonga.

Si el trasplante va a realizarse en el CHUS y el hospital en el que está el donante realiza este tipo de intervenciones, no es necesario que se desplacen los cirujanos compostelanos, sino que la extracción la realizan allí. En caso contrario, viajan cuatro personas: cirujano, residente y dos enfermeros, «y cuando sabemos más o menos la hora de la extracción avisamos al receptor, porque también necesita un tiempo de preparación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Preocupa todo, porque todo tiene que salir bien»