Un impulso para dejar atrás de una vez la violencia machista

La Fundación «La Caixa» apoya al colectivo Amigos de Galicia en su cruzada por buscar trabajo a las víctimas


Redacción / La Voz

La violencia machista tiene muchas caras. Puede incluso no llegar a manifestarse en palabras o golpes, pero hay actitudes que dejan entrever lo que, en cuestión de tiempo, puede llegar a pasar. Y no hay duda de que el primer paso para salir de ese hoyo es encontrar un trabajo que dé a las víctimas de la lacra que no entiende de edad ni de recursos una independencia económica. La Fundación Amigos de Galicia desarrolla desde hace varios años un programa llamado Galicia en Igualdade, dirigido a los que sufrieron, padecen o están en riesgo de ser víctimas. Su trabajo ha atraído el interés de la Fundación ‘La Caixa’, que aporta al programa 23.600 de los 111.000 euros que tiene de presupuesto, como explica el responsable de Amigos de Galicia, Jesús Busto. La idea, dice, es «lograr la inserción laboral de estas mujeres». De hecho, el mercado laboral no abre sus puertas con facilidad. Tampoco para ellas.

Diferentes frentes

El primer paso para lograrlo es examinar sus habilidades, ver qué saben hacer y qué alternativas pueden ofrecérseles. No solo laborales, también de formación para luego poder entrar de lleno en el mercado laboral. Porque, como explica Busto, el perfil de las que requieren ayuda es muy variado. No responden a una clase social homogénea, ni tampoco son de una zona concreta. No son tampoco de la misma edad.

La organización atiende en la actualidad a más de dos usuarias del programa El trabajo que hacen es multidisciplinar, requiere tiempo porque es complicado que una mujer que ha sufrido violencia recupere la autoestima. Pero acaban lográndolo. Ahora la media de mujeres que encuentran trabajo tras pasar por el proceso es de 25 al año. Pero están atendiendo en estos momentos a más de 200. El programa está dirigido a aquellas personas que sufrieron, lo están haciendo o podrían en el futuro vivir una circunstancia de violencia machista, pero también a mujeres que son vulnerables.

Para abarcar todo eso ofrecen servicios que cambian en función de sus necesidades. Los terrenos que tocan son múltiples. Desde el asesoramiento psicológico con, por ejemplo, cursos de autoestima, al asesoramiento jurídico, laboral o el apoyo social.

Además, realizan diferentes acciones vinculadas al campo de la prevención de la violencia de género,. En ello dan prioridad a las personas que por sus características personales y de género o el entorno social o familiar podrían ser mucho más susceptibles al maltrato físico, verbal o psicológico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un impulso para dejar atrás de una vez la violencia machista