El «simpa» más caro del mundo

La sentencia del condenado por no pagar un café es firme y tendrá que enfrentarse a un día de arresto si deja de pagar las cuotas de la multa


Eran las dos menos cuarto del día 11 de febrero cuando un hombre se fue de un bar en Valladolid sin pagar un café. Y vaya si le ha salido caro. El caso ha llegado por la vía penal hasta la Audiencia Provincial, que le condena a una multa de 360 euros por un delito leve de estafa, al pago del café y de los costes del proceso judicial. La sentencia es firme, por lo que el impago de este café no podrá ser llevado al Tribunal Supremo. Además, tendrá que enfrentarse a un día de arresto si deja de pagar las cuotas de la multa, según informa la cadena Ser.

La dueña del bar explicó que aquel día le sirvió el café al hombre en la barra y él decidió no pagarlo porque, según dijo, las condiciones higiénicas del local eran nefastas. Esta declaración fue amparada por dos clientes que dijeron que, efectivamente, se bebió el café y se fue sin pagar el euro y diez céntimos que costaba. 

Se trata de una acción que para la Justicia implica un «delito» leve de estafa que trae consigo tres obligaciones: pagar el café, una multa de 360 euros y hacerse cargo también de los costes del proceso judicial, en el que por cierto se han visto involucrados cuatro jueces y un fiscal.

Votación
26 votos
Comentarios

El «simpa» más caro del mundo