El escándalo de los huevos contaminados ya afecta a 17 países europeos y a Hong Kong

La Comisión Europea precisa que solo en cuatro países (Holanda, Bélgica, Alemania y Francia) se ha confirmado la comercialización de huevos con trazas del insecticida

.

El escándalo de los huevos contaminados con fipronil ha llegado a un total de 17 países europeos y a Hong Kong, según ha informado la Comisión Europea (CE), que precisó que solo en cuatro Estados (Holanda, Bélgica, Alemania y Francia) se ha confirmado la comercialización de huevos con trazas del insecticida.

Los otros 13 países han recibido huevos procedentes de las granjas afectadas en Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, cuya producción ha sido bloqueada, pero no se ha confirmado la presencia de fipronil en los mismos, subrayó el portavoz comunitario Daniel Rosario, durante la rueda de prensa diaria de la CE.

Se trata de Suecia, Francia, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca, así como Suiza y Hong Kong, según las últimas notificaciones al sistema europeo de alerta rápida (Rasff). «Sabemos que estos países han recibido huevos producidos en las granjas que han sido bloqueadas» en Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, añadió Rosario.

La CE precisó que la reunión anunciada para abordar el caso se celebrará el próximo 26 de septiembre, a petición del comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.

«No es una reunión de crisis», matizó la portavoz comunitaria Mina Andreeva, quien insistió en que el objetivo del encuentro será «sacar lecciones» de este suceso, que ha puesto en tela de juicio los sistemas de alerta de seguridad alimentaria en la Unión Europea (UE).

Andreeva dijo no obstante que «es demasiado pronto para decir ahora cuales son las lecciones aprendidas».

Aunque la comercialización del fipronil está permitida en la UE, su uso es ilegal en la cadena alimentaria, por lo que «hay una dimensión judicial» en el caso, dijo Rosario, quien recordó que Holanda y Bélgica mantienen abiertas sus investigaciones.

«Estamos frente a la utilización ilegal de un producto que no debería haberse usado en estas circunstancias», afirmó Rosario, y recalcó que «la UE tiene uno de los sistemas más avanzados de seguridad alimentaria».

El Gobierno belga acusó a Holanda de «falta de cooperación» en la gestión de la crisis y afirmó que los Países Bajos habían detectado fipronil en granjas desde noviembre, con lo que justificó su reacción tardía en los sistemas europeos de alerta, después de que la CE abriera una investigación para estudiar su actuación.

Andreeva dijo hoy que la CE no va a «especular» ni «entrar en un juego de culpas» sobre la actuación de los países y dijo que el origen del fraude se aclarará en las investigaciones en curso.

¿Los granjeros no sabían realmente que el producto que usaron para los huevos era ilegal?

Elmar Sthepan
.

Aunque el fipronil no fue suministrado en la comida, el mero hecho de haber impregnado los gallineros con la sustancia ha provocado que el insecticida se cuele en el organismo de las aves a través de la piel

Prohibido para uso agrícola en el 2013 en toda la UE -en el registro de productos fitosanitarios del Ministerio de sanidad ni aparece-, esta sustancia únicamente está permitida, desde los años noventa, como insecticida de uso veterinario. Pero solo para acabar con las garrapatas o pulgas de perros o gatos, no para animales destinados a consumo humano, como es el caso de las gallinas ponedoras de Holanda, Alemania y Bélgica. Entonces, ¿de qué modo llegó el fipronil a las yemas de los huevos? Aunque no fue suministrado en la comida, el mero hecho de haber impregnado los gallineros con esa sustancia para lograr su desinfección ha provocado que el insecticida se cuele en el organismo de las aves a través de la piel. También porque ellas mismas pudieron ingerirlo al comer del suelo. Es lo que cuenta un experto en Farmacología de la Escuela Superior de Veterinaria de Hannover, Manfred Kietzmann. Explica que el producto se acumuló en las células encargadas de la formación de la yema, los folículos. Porque el fipronil está concentrado en las yemas. La capacidad que tienen estas de acumular sustancias ajenas al animal es la razón por la que los medicamentos que pueden administrarse a las aves ponedoras son muy limitados.

Seguir leyendo

Votación
3 votos
Comentarios

El escándalo de los huevos contaminados ya afecta a 17 países europeos y a Hong Kong