El barco fascista «C-Star» persigue a una embarcación que realiza labores de salvamento

El incidente llega en un momento de tensión entre las ONG humanitarias y las autoridades italianas, después de que Roma haya impuesto un nuevo código de conducta a las entidades

.El barco antinmigración C-Star en el puerto de Famagusta, al norte de Chipre
El barco antinmigración C-Star en el puerto de Famagusta, al norte de Chipre

El C-Star, el barco de 40 metros de largo que navega por el mar Mediterráneo con activistas de extrema derecha y que tiene como objetivo devolver a los migrantes a África, ha empezado actuar. Todo apunta a que en los últimos días ha perseguido al Aquarius, una de las diversas embarcaciones de ONG que realiza labores de salvamento en el Mediterráneo, donde han muerto muchos migrantes en los últimos años al hundirse los barcos que trataban de llegar a Europa. El Grupo de Generación Identitaria, que se encuentra detrás de esta «operación» con su lema «Defendamos Europa», impulsó una campaña de crowdfunding -detrás de la cual se encuentran activistas anti-inmigración franceses, alemanes e italianos-. Aún así, poco duró, ya que más tarde -con motivo de los cientos de quejas- tuvo que suspenderse. A pesar de esto, la identidad se las arregló para recaudar 76.000 euros.

Se cree que el C-Star salió de Chipre el 1 de agosto. «Si el barco se acerca al puerto, cerraremos el canal. Es lo mínimo que podemos hacer dado lo que ocurre en el Mediterráneo, la muerte de musulmanes y africanos», apuntó el presidente de la asociación de pescadores tunecinos de Zarzis, Shamseddin Burassin

Ocurrió lo que se preveía, y es que decenas de personas protestaron el domingo por la llegada del barco. Sindicalistas, militantes, pescadores y trabajadores portuarios participaron en la manifestación convocada en Zarzis (Túnez) para impedir la entrada del barco. Al ver la movilización en tierra, el C-Star comenzó a alejarse del puerto de Zarzis con la intención de atracar en la isla turística de Yerba o en la ciudad industrial de Sfax. Las asociaciones de derechos humanos están organizando manifestaciones en esas dos ciudades contra la presencia en aguas de Túnez del barco «fascista».

El incidente llega en un momento tenso entre las ONG humanitarias y las autoridades italianas, después de que Roma haya impuesto un nuevo código de conducta a estas entidades que incluye mayores controles sobre sus actividades. Algunas de ellas, como Médicos Sin Fronteras (MSF) han rechazado firmarlo. Según la OIM, la agencia de la ONU para las migraciones, unos 2.400 migrantes han muerto en lo que va de año tratando de cruzar el Mediterráneo, mientras otros 115.000 han sido rescatados y trasladados a costas europeas.

De hecho, varios grupos humanitarios consideran que dicha identidad está realizando una campaña publicitaria peligrosa. Desde comienzos de 2014, casi 600.000 personas de África, Oriente Medio y el sur de Asia fueron rescatadas de barcos de traficantes y conducidas a Italia. A mayores, más de 10.000 han muerto en naufragios mientras trataban de cruzar el Mediterráneo rumbo a Europa.

Votación
3 votos
Comentarios

El barco fascista «C-Star» persigue a una embarcación que realiza labores de salvamento