Completar el tratamiento con antibióticos puede generar resistencias

Europa Press REDACCIÓN

SOCIEDAD

PILI PROL

Un estudio desmiente este consejo médico tan arraigado y recomienda detenerlo antes de hacer un uso abusivo

27 jul 2017 . Actualizado a las 21:01 h.

Uno de los consejos más arraigados en Medicina es el que recomienda completar los tratamientos con antibióticos para evitar las resistencias a los mismos. Sin embargo, un estudio publicado en la revista British Medical Journal ha evidenciado que esta recomendación no está basada en pruebas científicas.

Se trata de unos medicamentos «vitales» utilizados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas, pero su uso abusivo está provocando una amenaza global y urgente para la salud de la población debido a la aparición de resistencias a los mismos. Cuando una persona toma antibiótico, las cepas de la bacteria sensibles al medicamento son reemplazadas por las resistentes. Por lo tanto, una persona que haya recibido uno de estos tratamientos es más propensa a tener otra infección resistente.

Desde hace años diferentes instituciones sanitarias como el CDC estadounidense y la OMS han empezado a ver las orejas al lobo y prevén un sombrío panorama en el que muchas personas morirán a causa de bacterias resistentes a los antibióticos, pues muchas infecciones hoy fácilmente tratables con medicamentos dejarán de serlo. En un artículo publicado anteriormente por La Voz, la química de la USC Concepción González Bello, que trabaja en el desarrollo de nuevos antibióticos, ya advirtió que «cada vez serán más numerosos los casos de resistencias y más extendidos» y que «hay muchos casos en los hospitales en los que gente no se muere por la enfermedad que tiene, sino por infecciones que no se pueden tratar con antibióticos eficaces». Germán Bou, jefe de microbiología en el Chuac de A Coruña, tampoco es optimista, a menos que la comunidad mundial dé un giro a la situación mediante la alianza de científicos e instituciones sanitarias para buscar nuevas alternativas al problema.