Los peligros de publicar demasiados datos sobre las vacaciones

La geolocalización, los comentarios en redes sociales y la privacidad de las cuentas pueden ponerle el trabajo fácil a los ladrones

D.S.
Redacción

Una simple fotografía o una publicación en redes sociales puede dejar claro que estás en la otra punta del planeta. Aun así, son muchas las personas que todavía publican información sobre su viajes en las redes sociales durante las vacaciones de verano. En este tiempo de descanso se tiende a compartir el lugar de destino, el día de partida o duración de la estancia, ubicaciones, etc.

Los expertos llevan años advirtiendo del peligro que supone exponer los planes de vacaciones en estas plataformas. Pues muchos de los datos que se comparten son de acceso público, van más allá de nuestra lista de amigos y, cualquiera que lo desee puede mirar nombre y apellidos en un buzón de correos y comprobar en las redes sociales si esa persona está de viaje.

Según datos recogidos por el estudio de Sondea para Securitas Direct, solo dos de cada diez españoles (el 17,92%) aseguran publicar información o subir fotos en redes sociales sobre el lugar en el que se encuentran de vacaciones, frente a un 82,08% que dice no hacerlo. Sin embargo, pese a que menos del 20% lo admite, siete de cada diez españoles (un 69,88%) afirman que tienen algún amigo o conocido que publica demasiados datos sobre sus días de descanso estival.

Los datos de este estudio del que Europa Press se ha encargado de hacer eco, reflejan que los españoles son conscientes del peligro que supone proporcionar datos personales en las redes, o al menos así lo declara un 82,53 % de los encuestados. De hecho, tres de cada cuatro españoles (75,43 %) piensan que los hackers podrían utilizar información de sus dispositivos para robarles. De todas formas, muchos usuarios no son realmente conscientes de que están publicando información sensible y arriesgada de cara a posibles robos. Los jóvenes son los más propensos a contar sus planes en las redes sociales y tienden a compartir constantemente lo que hacen.

Al año se producen diariamente 307 robos con fuerza en domicilio, según datos publicados por el Ministerio del Interior en el Balance de Criminalidad de 2016. Aunque el nivel de robos es estable durante el año, en el periodo estival aumentan los delitos en los que «el ladrón busca casas en las que no hay nadie, las vigila y se asegura de que es una ausencia de larga duración, para así minimizar el riesgo».

Según los datos de la empresa de seguridad citada anteriormente, a seis de cada diez españoles les preocupa que se pueda producir un robo en su vivienda durante su ausencia. Un 84,3 % por ciento tiene previsto viajar este verano y la media de sus vacaciones será de 13,8 días.

Una casa segura

Verano es la estación del año en la que se concentran los robos en hogares, se inicia el periodo de vacaciones y las familias dejan su vivienda para viajar y disfrutar del buen tiempo. Aunque no existen fórmulas totalmente eficaces para evitar robos en casa, podemos aplicar medidas para tomar cartas en el asunto y poner las cosas más difíciles a los ladrones. Es necesario tener en cuenta alguno de estos consejos para evitar posibles disgustos que nos amarguen las vacaciones.

;
Tu casa más segura en vacaciones Pónselo difícil a los ladrones. Evitar que las bandas organizadas hagan este verano una parada en nuestra casa mientras disfrutamos en la playa es fácil. Sigue estos sencillos consejos de la Guardia Civil y evita disgustos este verano.

1. No difundir datos

Nunca dejes pistas de dónde, cuándo y cuánto tiempo te vas. Por mucho que tiente compartir en las redes la felicidad que provocan las vacaciones, lo mejor es no comentar tus planes en lugares públicos como bares, ni difundir datos acerca de tu viaje. Procura ser discreto/a para evitar sustos y no anuncies a los cuatro vientos que te vas y que no quedará nadie en casa.

2. Cerrar todo perfectamente

Comprueba el correcto funcionamiento de cerraduras, puertas y ventanas antes de proceder a cerrar siempre con llave, pues hacerlo únicamente con el «resbalón» de la puerta que es como dejarla abierta. Asegúrate de echar la llave y de que las puertas y ventanas quedan perfectamente cerradas, especialmente las pequeñas ventanas que dan a patios interiores o sótanos.

3. Simular que hay alguien en casa

Simular que la vivienda está habitada es el mejor método disuasorio para los ladrones. Por ello, conviene no cerrar del todo las persianas, y si el periodo de ausencia es largo, puedes optar por pedirle a algún vecino/a o familiar que se pase por tu casa o que vacíe el buzón para que todo transcurra con la mayor normalidad. Otros detalles para despistar son dejar la ropa tendida,

4. Desviar el fijo

Durante el periodo que no se está en casa es recomendable desviar el teléfono fijo al móvil. Esta es otra de las ténicas para no dejar huella de que no hay nadie en casa y al mismo tiempo permita atender las llamadas. Los expertos también sugieren desactivar la geolocalización del móvil.

5. Instalar un temporizador o alarma

Valora la posibilidad de instalar un reloj programable que encienda y apague la luz en diferentes horarios, simulando la estancia en el domicilio. Otra de las opciones a valorar siempre es la instalación de una alarma antirrobo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Los peligros de publicar demasiados datos sobre las vacaciones