Los padres españoles no ven el sobrepeso de sus hijos

La percepción parental errónea del exceso de peso de sus hijos aumenta a un preocupante 71,4 %

.

«No, mi niño no está gordo. Mi hijo está de buen ver». Esos kilitos de más son invisibles para los ojitos de papá y mamá, que incluso se sorprenden cuando un tercero les habla del peso de su hijo. Y son cada vez más los que no asumen el problema de salud que tiene su vástago.

Datos del estudio Exceso de peso infantil en España 2006-2012. Determinantes y error de percepción parental revelan esta situación. Según recoge la Revista Española de Cardiología (REC), el porcentaje de padres que perciben erróneamente el exceso de peso aumentó considerablemente: del 60,8 % en 2006-2007 al 71,4 % en 2011-2012.

«Las posibles causas de la percepción errónea del exceso de peso de los menores tienen que ver con la normalización de la obesidad», cuenta Miguel Ángel Royo, jefe de área de estudios de la Escuela Nacional de Sanidad.

Las cifras de obesidad y exceso de peso infantil en España se mantienen estables entre 2006 y 2012. La obesidad infantil alrededor del 9 % y el exceso de peso en un 30 %, según recogen los cardiólogos. Pero existen datos más recientes del estudio Aladino 2016, donde la prevalencia de la obesidad infantil fue del 18,1 %.

Estas cifras continúan siendo de las más altas de mundo. Bebidas azucaradas, déficit de fruta y verduras, falta de horas de sueño y sedentarismo son algunas de las causas la alarmante situación.

La Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que según la encuesta Children in the city, el 85 % de los niños no realizan una hora de actividad física diaria como se recomienda. Desde la propia fundación, su presidente Carlos Macaya afirma que la clave reside en realizar actividad física en familia. «Es la vía más constructiva para lograr que los niños huyan de la tendencia sedentaria. Ven un ejemplo en su propia casa y adquieren un buen hábito». Este estudio destaca como hecho fundamental concienciar a los padres para establecer hábitos saludables en sus hijos.

La obesidad infantil se multiplicó por tres en Galicia en casi cuarenta años

r. romar
.

Los niños ganaron de media 7,3 kilos y su cintura aumentó entre 4 y 6 centímetros

Hace ya tiempo que pediatras y endocrinólogos vienen lanzando un mensaje de forma reiterada: por primera vez en la historia, las nuevas generaciones corren el riesgo de vivir menos que las anteriores. Puede parecer una exageración, pero la amenaza se sustenta en una base sólida: la creciente epidemia de obesidad. El exceso de peso no es un mero problema estético, sino una auténtica enfermedad que dispara el riesgo de padecer muchas otras, desde la diabetes tipo II a distintos tipos de cáncer y patologías cardiovasculares que aparecen progresivamente en edades más tempranas. Y todo empieza en la infancia, donde la alarma se ha disparado. Es cierto que las últimas cifras oficiales en España, correspondientes al estudio Aladino, indican una estabilización e incluso una tendencia decreciente si se comparan los datos del 2011 con los del 2016, pero la cifra sigue siendo muy alta. Un 18,3 % de los niños de entre 6 y 9 años tienen obesidad, un porcentaje que se eleva al 43 % si se incluye el sobrepeso.

Seguir leyendo

Votación
1 votos
Comentarios

Los padres españoles no ven el sobrepeso de sus hijos