A Limia integra a las personas con diversidad funcional

La Obra Social 'la Caixa' apoya el programa que la asociación LIMISI desarrolla en la comarca ourensana

.

redacción / la voz

Fomentar la inclusión social de las personas con diversidad funcional, proporcionarles una mejora considerable en su calidad de vida y autonomía y atender sus necesidades sociosanitarias. Estos son los principales objetivos del programa Prosodis promovido por la Asociación para a Promoción de Persoas con Diversidade Funcional da Comarca de A Limia (LIMISI), un proyecto que ha sido respaldado por la Obra Social 'la Caixa', que lo ha financiado con una aportación de 10.000 euros.

La entidad tiene una amplia experiencia en este campo en una comarca como la ourensana de A Limia. De hecho, surgió para prestar un servicio de calidad al colectivo de personas con diversidad funcional, «sin ter que abandonar o seu fogar», según explica Araceli Losada, responsable de comunicación de la asociación. Y hacerlo en un entorno rural no es fácil, ya que «as persoas con diversidade funcional que viven no medio rural atópanse cunha serie de circunstancias que provocan discriminación ou desvantaxe en prácticamente todos os ámbitos da súa vida», apunta Losada. Falta de transporte público adaptado, menor accesibilidad, dependencia de la familia y la red de amigos, baja densidad poblacional, escasez de recursos y servicios públicos y privados son algunas de las dificultades que se presentan en el día a día. Son circunstancias que afectan al propio colectivo. «Isto pode traducirse -destaca la portavoz de LIMISI- nun illamento que chega a facer invisibles ás persoas con diversidade funcional, o que en moitas ocasións interfire sobre unha maior desatención por parte das administracións públicas e un aumento exponencial do risco de exclusión social».

Es en este contexto donde programas como el que subvencionará 'la Caixa', y que la asociación completará con fondos propios, son fundamentales. Y así lo explica Araceli Losada: «Pretendemos ofrecer novas alternativas e terapias sociosanitarias para persoas con diversidade funcional, optimizando os recursos existentes na comarca, públicos e privados, maximizando os servizos. Estas accións están dirixidas principalmente a fomentar a inclusión social dos propios usuarios, así como a proporcionar unha mellora considerable na súa calidade de vida e autonomía, favorecendo a súa permanencia no domicilio e entorno habitual». El proyecto se ha dividido en varias fases. La primera se dirigió a divulgar la iniciativa para captar usuarios, tanto a los miembros del colectivo como a sus familias. En la segunda se realizaron entrevistas, valoraciones y diagnóstico para diseñar un itinerario de intervenciones sociosanitarias individual y adaptado. Y en esta tercera parte es en la que se están aplicando las acciones. El programa Prosodis beneficia a un total de 200 personas con necesidades de apoyo y rehabilitación diferentes, así como sus familias y cuidadores.

Más beneficios

En este caso, el desarrollo del plan en un entorno rural es más un beneficio que una desventaja. «Para nós ten máis potencialidades que dificultades, porque as dificultades percibímolas de forma máis intensa ao carecer destes servizos e ter que desprazarse as cidades», explica Araceli Losada, coordinadora de proyectos de la asociación. Y supone también una ventaja para los participantes en el programa. «O simple feito -añade- de ofrecer os servizos, terapias e actividades, directamente no entorno rural sen que isto supoña o desprazamento a entornos alleos e urbanos xa implica un gran aumento na súa autonomía e, polo tanto, tamén na súa calidade de vida». Son iniciativas que, de alguna forma, también contribuyen a dar vida al mundo rural.

Votación
2 votos
Comentarios

A Limia integra a las personas con diversidad funcional