Galicia tendrá en septiembre un centro de referencia para menores transexuales

La unidad, que estará en Santiago, tendrá a la cabeza a un endocrino que ya trata a veinte transexuales


redacción / la voz

Galicia dio este jueves un paso más en el cumplimiento de la ley por la igualdad de trato de lesbianas, gays, bisexuales, intersexuales y transexuales. La creación de un centro de referencia en Santiago para menores transgénero supondrá, desde septiembre, la llegada de una bocanada de aire fresco para parte de este colectivo y sus familias, ya que en muchos casos no cuentan en sus entornos más cercanos referentes médicos a los que pedir consejo. Así, padres con hijos trans podrán acercarse al CHUS y solicitar una consulta con endocrinos o psicólogos especializados en esta materia, que además, según ha podido saber La Voz, estarán capitaneados por el doctor Arauso, endocrino que ya dirige una unidad de referencia en lipodistrofia y que en la actualidad trata a veinte transexuales.

Núñez Feijoo explicó este jueves en el Consello que esta unidad de apoyo y acompañamiento contará con «profesionais, persoas transexuais, familiares ou coidadores, co fin de unificar e homoxeneizar a atención sanitaria a nenos e nenas transexuais». Además, el presidente del Ejecutivo autonómico quiso recordar, a propósito del estreno tanto de esta unidad como del Observatorio contra la discriminación, que Galicia fue la primera comunidad que, en el 2014, aprobó una ley que consolidaba el principio de igualdad.

Eva Vaz, presidenta de la agrupación gallega de Chrysallis (asociación de familias de menores transexuales), temía que el plan piloto que la Xunta les adelantó hace unos meses corriera el riesgo de convertirse en un gueto. Por eso ayer, mientras Feijoo daba pinceladas en San Caetano de los puntos básicos sobre los que se cimenta esta unidad de referencia - «despatoloxizar» al colectivo e implantar una «política sanitaria que garanta o respecto á identidade de xénero»-, Chrysallis salía de dudas en una reunión con el director de asistencia sanitaria del Sergas, Jorge Aboal. «Al menos lo que nos dijeron de palabra, ahora quiero que cumplan», comenta Vaz.

Una segunda opinión

«A mí lo que más me convence es que, por lo que nos cuentan, este centro va a servir para pedir una segunda opinión en caso de que el pediatra de cabecera de un niño no esté muy puesto en el tema; que los menores no van a ser ‘‘diagnosticados’’, que era algo que me preocupaba mucho, y que la asistencia va a ser individualizada a la hora de tener acceso a bloqueadores y hormonas».

Hay asociaciones que se muestran en contra de este centro y piden un protocolo de actuación general Si bien agrupaciones como Chrysallis y Fundación Daniela escucharon al Sergas para saber en qué iba a consistir exactamente esta unidad de apoyo, otras como la asociación Arelas no quisieron formar parte de un plan que consideran un «lavado de imagen» de la Xunta. «Nosotros nunca pedimos un centro de referencia. Lo que queremos es un protocolo sanitario que nos garantice que un médico siga unas pautas determinadas y esté formado en la transexualidad, o que nos digan que se va a investigar y a hacer estadísticas», explica la presidenta de esta asociación, Cristina Palacios. Y añade: «Es que da la sensación de que los transexuales tienen que ser tratados como personas especiales, que todos tienen que ir al psicólogo y al psiquiatra y que se requieren unas condiciones especialísimas para tomar hormonas y bloqueantes. Dicen que es una medida positiva y para nosotros se trata más de un trato discriminatorio».

Adultos transexuales

Otro de los puntos que echan de menos de esta unidad es que excluye a los transexuales adultos. «Cuando pedimos unidades de cirugía para que se puedan operar no nos hacen caso, pero este centro sí va a servir para intentar que los niños cambien de opinión», dice Palacios. No obstante, según explican fuentes de este centro, la unidad tendrá en su equipo cirujanos plásticos que servirán de apoyo a las familias.

Votación
5 votos
Comentarios

Galicia tendrá en septiembre un centro de referencia para menores transexuales