Los suelos gallegos tienen restos de 78 sustancias tóxicas prohibidas hace años

Raúl Romar García
R. ROMAR REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

ALBERTO LÓPEZ

Un estudio documenta por primera vez los plaguicidas usados en los últimos cien años

04 jul 2017 . Actualizado a las 18:03 h.

DDT, lindano, dieldrin, aldrin, endosulfán, clordano... Todos son organoclorados incluidos en la lista de compuestos orgánicos persistentes (COP) que fueron empleados durante años como plaguicidas en agricultura para combatir las plagas que afectaban a los cultivos. Y todos son químicos prohibidos desde hace años, algunos desde hace más de veinte, como el DDT, por sus riesgos para la salud, ya que o bien son carcinógenos o porque pueden producir cambios hormonales, entre otros efectos. Pero tienen algo más en común: aún persisten en los suelos de Galicia, pese a que hace ya anos que no se pueden emplear. Es una de las principales conclusiones de un extenso trabajo que se ha materializado en una tesis de Raquel Chaves Padín defendida en la Universidade de Santiago (USC).

La investigación ha permitido la elaboración de un inventario completo de los plaguicidas utilizados en Galicia durante los últimos cien años, a lo largo de todo el siglo XX. El estudio documenta la utilización durante este período de un total de 176 sustancias activas, de las que 78 están prohibidas en la actualidad, pero cuyos efectos tóxicos aún persisten en los suelos.