Francia limitará las aulas de primaria a doce alumnos

Alexandra F. Coego PARÍS / CORRESPONSAL

SOCIEDAD

El ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, en un colegio galo.
El ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, en un colegio galo. PHILIPPE HUGUEN | AFP

Sindicatos y profesores ven imposible que la reforma tenga éxito

03 jul 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Emmanuel Macron ha llegado al Elíseo con una ristra de reformas a implantar antes de que acabe el año. Una de las más ambiciosas concierne la educación: el centrista quiere limitar a 12 alumnos las clases de primero y segundo de primaria antes de la vuelta al colegio de septiembre. El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, anunció a principios de julio que la primera fase de la implantación incluirá solo 2.500 clases en colegios de zonas desfavorecidas, antes de extender la medida a 12.000 clases. Blanquer, exdirector de la Escuela Superior de las Ciencias Económicas y Comerciales insistió en que la reforma está basada en «estudios realizados en Francia y en el extranjero» que demuestran la eficacia de las clases pequeñas. «El objetivo es el 100% de aprobados en primaria», explicó. Con la reforma, Macron espera poder reducir los 98.000 abandonos escolares que se produjeron en el 2016 y crear miles de empleos en toda la cadena educativa.

Sin embargo, profesores y sindicatos ven imposible que la reforma obtenga buenos resultados. Por un lado, su aplicación es limitada, ya que los colegios que no puedan crear aulas suplementarias no podrán llevarla a cabo. Según David Constans-Martigny, consultor de una asociación de alcaldes de grandes ciudades, «los alcaldes están buscando soluciones».

Dividir las clases en dos

Entre las propuestas está transformar las salas de informática u otra, más polémica, dividir las clases en dos, con o sin cortina. Este es el método escogido por la ciudad de Marsella, que se verá obligada a doblar 120 clases, y por 18 colegios de París.