Aumentan en Galicia los casos de lyme, la enfermedad causada por garrapatas

Sube en toda Europa la incidencia de una patología que suele tener buen pronóstico

.

Santiago / La Voz

La garrapata es un ácaro vector de muchas enfermedades infecciosas. Es decir, las transmite, y una de las más conocidas es la enfermedad de lyme. Se trata de una patología que causa la bacteria Borrelia y que habitualmente tiene un pronóstico muy favorable si se trata de forma correcta, en este caso con antibióticos. Pero lo que sí detectan los expertos es que es una patología cuya incidencia crece en Galicia y en el resto de países europeos.

¿Por qué? Probablemente porque las condiciones ambientales de humedad y de temperatura favorecen el desarrollo de la garrapata; hay un mayor contacto del hombre con la naturaleza; y también es posible que los humanos sean más sensibles a esta patología. «Otro factor puede ser que los médicos estemos mucho más atentos y hacemos diagnósticos mejores y más precoces», explica Esther Vázquez, neuropediatra en el Hospital Universitario Lucus Augusti y cuya tesis doctoral abordó precisamente esta enfermedad y su relación con las poblaciones de corzos.

Y aunque pueda parecer que el abandono del medio rural aleja a los gallegos de la población de garrapatas, no es así, ya que cada vez se realizan más actividades al aire libre y estos ácaros «no tienen por qué estar en medio del monte», explica la especialista del HULA. De hecho, aunque no hay un perfil más susceptible de padecer esta enfermedad, sí poblaciones de riesgo, como pueden ser los guardas forestales, ganaderos, personas que trabajan en el campo e incluso corredores que entrenan en contacto con la naturaleza.

Además, aclara Vázquez, es una enfermedad que se cura y no reviste complicaciones si se trata bien. Sus primeras manifestaciones suelen ser cutáneas y, al tratarse con antibióticos y diagnosticada correctamente, «tiene un pronóstico muy favorable». 

Más en Lugo

Lugo es la provincia en la que se detectan más casos, porque confluyen estos factores de contar con una población ganadera de la que se alimenta la garrapata, gran cantidad de arboleda y arbustos y humedad ambiental alta. La tesis de Vázquez López abordaba su relación con los corzos, bastante comunes en esta provincia y de los que se sirven este ácaro para transmitir la bacteria.

El Sergas hizo un informe estudiando los casos detectados entre los años 2000 y 2013 en el que se llega a las mismas conclusiones, «semella que nos últimos catorce anos hai unha tendencia crecente para ambos os dous sexos. Presenta, ademais, unha distribución heteroxénea, mais Lugo é a provincia máis afectada, o que podería ter relación coa tendencia á focalización da enfermidade», recoge el estudio. En concreto, en esos 14 años fue necesarios hospitalizar a 132 personas por culpa de la enfermedad de Lyme, el 57 % hombres y con una media de 56 años, lo que implica una decena de ingresos al año. Eso sí, tal y como aclara la Consellería de Sanidade, si se diagnostica pronto y se trata es una patología que no pasa de la atención primaria.

Algunos especialistas apuntan a que los casos de lyme están infraestimados y podrían ser dos o tres veces más de los que se registran. Aún en ascenso, el Sergas recuerda que la incidencia es más baja que en otros países que también han hecho estudios, como Estados Unidos, Suecia, Finlandia o Alemania. 

Niños y mayores

Por áreas, las tasas más elevadas se registraron en Lugo y, en concreto, en las comarcas de Terra Chá, Meira, A Fonsagrada e a Ulloa. En el caso de los hombres los valores más altos se detectaron en los grupos de 65 a 74 años y de 75 y más, mientras que entre las mujeres se registró más incidencia en el intervalo de 65 a 74 años y de 5 a 9. Es más frecuente su diagnóstico durante los meses de verano.

Un vilalbés enfermo de Lyme tiene que ir a Alemania a filtrarse la sangre

XOSÉ MARÍA PALACIOS

Cuando ingresó en el HULA, tenía las pulsaciones tan bajas que las enferemeras no le dejaron dormirse

Estancias de alrededor de una semana en Alemania, en una ciudad situada a algo más de una hora en coche desde Múnich, para tratarse de la enfermedad de Lyme. Es lo que realiza un vilalbés de 42 años que empezó a notar los síntomas de la enfermedad, presente en los últimos tiempos en la comarca chairega y en otras zonas de la provincia, en julio del 2015. Entonces no sabía qué le ocurría, ni las visitas posteriores al HULA aclararon la situación hasta que un cardiólogo dio con la clave. Habían pasado semanas, y el desgaste había sido tal que ese especialista le explicó que tenía el corazón como el de un hombre de 80 años.

Seguir leyendo

Votación
17 votos
Comentarios

Aumentan en Galicia los casos de lyme, la enfermedad causada por garrapatas