El mapa del cáncer en Galicia

Algunos concellos presentan mayor riesgo que otros, pese a excluir el factor edad


Santiago / La Voz

El cáncer es una enfermedad asociada a la edad, lo que lleva a Galicia a ser una comunidad con mayor incidencia que otras más rejuvenecidas. Aún así, y matizando este factor, hay concellos con mayor o menor riesgo. El Sergas ha publicado unas extensas estadísticas sobre la mortalidad relacionada con esta serie de patologías, en las que se detallan esta ligera variación por municipios, así como las tendencias temporales y las posibilidades de morir en función de la edad.

La mortalidad en cáncer ha disminuido, pero no así el diagnóstico porque cada vez se detectan más, «la tendencia del diagnóstico sube, y la de la mortalidad baja», explica el jefe de oncología del CHUS, Rafael López. Hay excepciones, como el cáncer de páncreas, en donde las dos curvas siguen subiendo.

¿Pero qué posibilidades de morir tiene un individuo de cáncer? Más, cuanto mayor sea. Sanidade analiza las probabilidades acumuladas desde el nacimiento y hasta una edad determinada, pero lógicamente sin tener en cuenta el mayor riesgo que puede tener un individuo particular por factores genéticos o por otro tipo de causas (el tabaco, por ejemplo). En colon se recoge una posibilidad cero hasta los 20 años de edad. A partir de ahí son mayores en el caso de los hombres que de las mujeres analizando las muertes ocurridas. De 45 a 49 años la estadística recoge una defunción por cada 2.120 mujeres o por cada 1.515 hombres tras estudiar el período 2010-2012. A medida que avanza la edad, esta cifra se va reduciendo hasta los más de 85 años, con una muerte por cada 40 mujeres o 31 hombres.

En el caso del pulmón, otro de los cuatro tumores mayoritarios junto a colon, mama y próstata, también la mortalidad fue muy superior en el caso de los hombres, pero la tendencia demuestra cómo las mujeres lo sufren cada vez más. Mientras a edades avanzadas la mortalidad es mayor en hombres -de 70 a 74 años se recoge una defunción por cada 25 hombres y por cada 126 mujeres-, de 30 a 34 la situación se invierte, y ya es mayor la mortalidad en mujeres, con una por cada 9.377, frente a los 11.401 hombres.

Ninguno de los cánceres mayoritarios rompe la tendencia de que a mayor edad mayor mortalidad. En próstata solo se registra una defunción por cada 526.316 varones hasta los 39 años, pero a partir de ahí las probabilidades se elevan considerablemente. De 60 a 64 ya baja a una por 737, y con más de 85 años se da un fallecimiento por cada 28.

El cáncer de mama presenta una situación similar en las mujeres, aunque aquí sí hay casos a edades más tempranas. Por ejemplo de 15 a 19 años en el período 2010-2012 se registró una defunción por cada 327.869 mujeres. Entre 80 y 84 fueron una por cada 53.

Por territorio

En el caso de la distribución geográfica, el estudio divide el número de personas que murieron en un período de tiempo entre el número esperado si la población de ese municipio tuviera las mismas tasas que la población gallega. Y como en función de esos resultados algunos concellos podrían dar cifras poco precisas, el Sergas aplica un modelo para suavizar los resultados. Así, los concellos que se sitúan en tonalidades blancas en el mapa tienen un riesgo similar a la población gallega, los de colores azules menor riesgo, y los de color anaranjado «un exceso de risco». En el caso de colon, por ejemplo, Vilardevós tiene menor riesgo, y Oia y O Rosal más, pese a que apenas hay diferencias en toda la comunidad gallega. Si no se suavizasen los resultados, las poblaciones más envejecidas serían las que presentarían más riesgo, lógicamente.

Si se analiza la distribución de la mortalidad por cáncer de pulmón sí hay una mayor diferencia entre la incidencia aún suavizando los resultados. Así, los concellos de la zona oriental de Lugo y Ourense tienen una mortalidad inferior a la media gallega, mientras que en los concellos costeros de Pontevedra y A Coruña es mayor. A Pobra, Porto do Son, Ribeira y Ferrol presentan unas tasas especialmente altas. En otros cánceres con menor incidencia global en la población también se ve un menor riesgo en las partes orientales de las provincias de Lugo y Ourense.

Rafael López: «En cinco años veremos el avance en el pulmón»

E. Á.

El jefe de servicio de Oncología del CHUS asegura que la mortalidad está a la baja

Cada vez se diagnostican más cánceres porque envejece la población, pero la mortalidad disminuye. El responsable de oncología del CHUS asegura que de los tumores con mayor incidencia, el que más preocupa es el de pulmón, pero ya hay importantes avances.

-¿Cuál es la tendencia en cáncer?

-De diagnóstico al alza y de mortalidad a la baja.

-Es decir, las cosas se están haciendo bien.

-Se están haciendo bien, el que más nos preocupa a día de hoy de los cuatro grandes, porque la relación entre la incidencia y la curación es más escasa, es el de pulmón, aunque se están haciendo muchos avances. Cuando dentro de cinco años se saquen estas estadísticas creo que van a cambiar bastantes cosas. Hay un 20 % ya de casos en los que tenemos avances muy buenos, pero tardan en afectar a la supervivencia global.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

El mapa del cáncer en Galicia