Jon Darpón: «Hay que poner coto al precio desorbitado de los fármacos»

El consejero de Salud del País Vasco sostiene que las farmacéuticas no deben enriquecerse a costa de los sistemas nacionales de salud


Santiago / La Voz

El sistema público de salud es bueno y funciona bien. Darpón Sierra, consejero vasco de salud, es tajante: la llamada sostenibilidad lleva treinta años debatiéndose y el modelo sigue sano y adaptándose. Eso sí, lo que no debe permitirse es que las farmacéuticas se enriquezcan «a veces a costa de los sistemas nacionales de salud».

-¿Es bueno que cada comunidad tenga prestaciones complementarias o deberían ser homogéneas a nivel estatal?

-El Estado tiene un sistema sanitario muy descentralizado, lo que ha sido un logro porque ha mejorado en su mayoría. Con una cartera básica que garantice la equidad de los ciudadanos, el que haya una cartera complementaria en la que cada comunidad priorice en función de su población me parece positivo.

-¿Hay que actualizar esta cartera básica?

-Hace año y medio que no se reúne el órgano que debe actualizarla. Sin ninguna duda hay que actualizarla, aparecen nuevas tecnologías, medicamentos, enfermedades que ahora tienen tratamiento. Debe acompasarse a las necesidades de la sociedad.

-Cada vez más enfermedades tienen tratamiento y hay más pacientes crónicos, ¿resistirá el sistema sin cambios de calado?

-El sistema es moderno, tiene una gestión madura, profesionales comprometidos y este mismo debate existe hace 30 años. El sistema se adapta, todos sabemos que hay nuevas tecnologías y fármacos que cuando salen al mercado tienen a veces precios desorbitados, y a eso hay que poner coto. Después, la tecnología va bajando de precio, mejora la organización y no incrementa el coste por lo que soy optimista. ¿Va a subir el coste sanitario? Sin ningún género de dudas, pero creo que vamos a mantener un sistema de calidad, una cartera de prestaciones alta, y una cobertura universalizada.

-¿Hay que establecer otro tipo de relación con los laboratorios?

-Creemos que desde la Agencia del Medicamento no se es suficientemente transparente en la negociación, y por otro lado, hay que buscar sinergias en la UE para poner algo de orden en multinacionales que tienen a veces presupuestos como el de un estado pequeño y deben corresponsabilizarse. Que un fármaco que en el 2015 valía 50.000 euros ahora valga 9.000 solo se justifica por el enriquecimiento de la industria, a veces a costa de los sistemas nacionales de salud.

-¿Se desprecia la primaria y se abusa de la especializada?

-Sin duda, la primaria no solo debe de ser la entrada al sistema sino la responsable del proceso asistencial, sobre todo en los crónicos. No se justifica que con nuestros datos de salud hagamos más de cuatro consultas al año de media en la especializada.

Los gestores de salud avalan la viabilidad del sistema sanitario público en España

El envejecimiento y el desarrollo tecnológico y farmacéutico, los retos más urgentes

Sin lecturas apocalípticas ni complacientes. El Colegio de Médicos de A Coruña acogió un debate que, bajo el título Escenarios para la sanidad, reunió a numerosos profesionales de la salud y de otros campos en su sede de Santiago. Presentado por el presidente del colegio, Luciano Vidán, y moderado por el profesor e investigador del CSIC Uxío Labarta, la mesa redonda contó con tres gestores sanitarios como ponentes, los consejeros de salud de Galicia, País Vasco y Canarias, Jesús Vázquez Almuíña, Jon Darpón Sierra y José Manuel Baltar Trabazo respectivamente.

Y los tres coincidieron en presentar una visión realista pero al mismo tiempo optimista del sistema. Primero, por la alta valoración que tiene entre los ciudadanos y por su papel como garante de la equidad y la redistribución de la riqueza. «No es un gasto, es una inversión y un elemento de cohesión social», explicó el gallego Baltar Trabazo. Y segundo, porque el sistema es bastante más sostenible de lo que las voces excesivamente críticas quieren hacer ver.

Aún así, el sistema sanitario tiene desafíos, y debe enfrentarse a ellos. Y también en este punto coincidieron los consejeros. El envejecimiento es uno de los principales. Más para Galicia, con casi un 25 % de la población mayor de 65 años, y para el País Vasco, con casi el 22 %, que para Canarias, con el 15 %, pero los datos no dejan a lugar a dudas. Si se fija en cien el gasto sanitario de los menores de 65 años, explicó Almuíña, «el de los mayores de 74 es de 393, es decir, casi cuatro veces más». Y para afrontar el envejecimiento, la atención primaria y domiciliaria son dos aspectos clave, insistieron los consejeros vasco y gallego.

Otro de los retos es el desarrollo tecnológico y farmacológico, teniendo en cuenta que el 73 % del gasto sanitario en España es para el capítulo de personal y para la farmacia. Los localismos, apuntó Vázquez Almuíña, la integración de la atención primaria y la especializada y la necesidad de incentivar a los buenos profesionales son deberes que deben abordarse, apuntó, y coincidió con el consejero de Canarias en la necesidad de un gran pacto. Y es que, desgranó el responsable del Sergas, la sanidad necesita un gran pacto político y sindical que saque a la sanidad de la lucha política como ocurrió con el terrorismo, un gran pacto social y también con la profesión. Tareas a abordar en una sanidad tan valorada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Jon Darpón: «Hay que poner coto al precio desorbitado de los fármacos»