El número de gallegos adictos al azar «on-line» se duplica en dos años

El fácil acceso a estas webs y a créditos por Internet fomenta el aumento de casos

Los adictos a juegos de azar «on-line» se disparan en dos años en Galicia El fácil acceso a estas webs y a créditos por Internet fomenta el aumento de casos. Acudimos a la asociación AGAJA, en Vigo, donde un jugador rehabilitado y un terapeuta nos hablan de las consecuencias personales de esta adicción

redacción / la voz

Hasta 6.000 euros sin explicaciones. Es la frase que desea leer cualquier persona que tenga un problema de adicción al juego y que, según denuncian las asociaciones de ludopatía de Galicia, se convierte en realidad a golpe de clic. La facilidad para conseguir créditos a través de Internet, el hecho de no tener que pasar por el trance de la exposición pública en unos recreativos y la visión amable que la sociedad tiene de las apuestas ha fomentado que en los últimos tiempos el número de adictos a los juegos de azar deportivos, tanto presenciales como on-line, se haya disparado en la comunidad, llegando en algunos casos a duplicarse, en solo dos años, el número personas que acuden a pedir ayuda a una entidad especializada.

Según el informe Percepción Social sobre el juego de azar en España 2017, presentado ayer por la Fundación Codere, el número de jugadores que se traen el casino a casa y juegan a través de una pantalla ha aumentado en 100.000 personas con respecto al 2015, situándose en 1,38 millones (3,6 %) el total de clientes activos de webs on-line. Lo alarmante de esta cifra, más allá de los nuevos y desconocidos derroteros que siguen a una conducta mucho más difícil de controlar y más accesible para cualquier ludópata, es que son los más jóvenes los que abusan especialmente de estas partidas. 

«Una situación sin freno»

Solo en Galicia, «entre 5.000 y 6.000 menores de entre 15 y 17 años participan en juegos de azar a través de Internet». Lo afirma Javier González, presidente del Grupo de Autoayuda Ludopatía Pontevedrés (Galup). Esta situación, según el experto, «no tiene freno porque el juego está disponible 24 horas y en la actualidad, sin quitarte el pijama, puedes estar gastando dinero todo el tiempo que quieras». Además, mantiene que han constatado que «los jóvenes que abusan de juegos on-line, como las apuestas deportivas, se relacionan con el aumento de violencia en casa o los hurtos a los padres a través de Internet».

La asociación de A Coruña Agalure se otra de las organizaciones gallegas que se ha dado de bruces con esta situación. Según explican desde esta entidad, «entre el 2014 y el 2016 las consultas han aumentado en un 99,7 %, en gran parte, por el bum de las apuestas deportivas». Pero también, aseguran, por el fácil acceso a créditos instantáneos, al alcance de todos si se dispone de conexión a Internet. En un buen puñado de webs el dinero se consigue inmediatamente, no reclaman aval y nadie comprueba que el solicitante sea mayor de edad. Un chollo que no hace más que afinar la ya de por sí delgada línea entre jugar de manera sana y, como dicen los expertos, perder el control. «Estas empresas siempre son rentables, piensa que los ludópatas hacen todo lo posible para que la gente de su alrededor no se entere de su problema, así que se las apañan para conseguir el dinero y pagar, y aunque de diez clientes, por ejemplo, no paguen dos, con los intereses que les sacan a los demás ya hacen el negocio», explica González, de Agalup.

El negocio de las apuestas on-line es imparable. Una gallina de los huevos de oro que, según los expertos, los organismos públicos no están dispuestos a dejar de alimentar. «Pedimos una legislación en condiciones, en el ámbito digital no hay ningún control y en el presencial solo se crean leyes camufladas y ambiguas», sostiene González.

Un varón de entre 18 y 25 años que hace apuestas deportivas por Internet

La incidencia de jugadores problemáticos en España se mantiene en el 0,3 %. Muy alejado de las altas tasas de ludopatía que se dan en países como Islandia (1,6 %) o Sudáfrica (4,3 %). Sin embargo, Juan Lamas, director técnico de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) explica que los índices de prevalencia de la ludopatía de establecen por la oferta, «que ahora es desmesurada y sin regular». A su vez, comenta que «el perfil de edad desciende exponencialmente con respecto a hace diez años por el cambio de tendencia, antes el perfil mayoritario era el de un varón de entre 35 y 45 años que jugaba a las tragaperras, ahora lo que predomina es un hombre menor de 25 años, soltero, que juega a través de Internet, sobre todo a apuestas deportivas».

«Llegúe a tener 17 tarjetas de crédito para poder jugar»

Con quince años hizo su primera apuesta. Inocente, no pensó que 34 años después gran parte de su vida habría girado en torno al juego. Un juego que de divertido no tuvo nada. «Empiezas como si tal cosa, con tus amigos, pero después a esos mismos amigos les mientes y les dices que te vas a casa porque te encuentras mal, pero en realidad te vas a jugar». Es el principio del fin, cuando los recreativos, el casino o ahora Internet se convierten en un pozo en el que es difícil ver el fondo. 

El coruñés G. R. era administrativo. Ya no lo es porque hace unos años perdió su trabajo a causa de su adicción. «Trasnochaba para jugar y me quedaba dormido en el trabajo, tenía problemas con mi jefe, con mis compañeros y solo pensaba en apostar». Fue despedido por apropiación indebida. Ahora, ya rehabilitado, se dedica a ayudar a otras personas que, como él, sufren el grave problema de la ludopatía.

«Solo te das cuenta de lo grave que es cuando tocas fondo, yo he llegado a tener hasta 17 tarjetas de crédito y mi última apuesta fueron 800 euros jugando al póker que, por supuesto, perdí. Si te preguntas de dónde saca el dinero un adicto no hay una respuesta, pero buscas hasta debajo de las piedras para conseguirlo, y ahora con los créditos rápidos es mucho más fácil y es la perdición», reconoce G. R., quien asegura que parte de la curación pasa por reconocer el problema, tratarse con un profesional «y darse de alta en el registro de autoprohibidos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

El número de gallegos adictos al azar «on-line» se duplica en dos años