Jerónimo Fernández: «Creer en la homeopatía es más propio de la Edad Media que del siglo XXI»

El portavoz de la Organización Médica Colegial reitera que esta práctica no tiene base científica


redacción / la voz

La homeopatía es una pseudoterapia basada en una pseudociencia que no tiene cabida dentro de la evidencia científico-médico actual y bajo ningún caso puede considerarse ni como una especialidad médica reconocida legalmente, ni como rama de la medicina científica ni como un acto médico en sentido estricto. Es lo que quiere dejar bien claro Jerónimo Fernández Torrente, coordinador del Observatorio contra las Pseudociencias y Pseudopatologías de la Organización Médica Colegial, la principal organización de médicos de España que dentro de unos días denunciará ante la Fiscalía decenas de páginas web que promueven estas prácticas engañosas.

-¿La homeopatía tiene alguna mínima base científica?

-No. En absoluto. Doscientos años después de que el señor Hahnemann dijera que la tenía, la comunidad científica todavía no la ha encontrado. Los ensayos que han presentado tienen graves deficiencias metodológicas, no se sustentan ante la comunidad científica y son para patologías banales y simples.

-¿Cómo es posible, entonces, que 200 años después siga vigente?

-Porque la han disfrazado de un corpus doctrinal realmente ficticio. La paradoja de la homeopatía es que no tienen que demostrar los beneficios que ellos dicen que tienen sus productos, mientras que los fármacos sí tienen que probarlos. Se venden en parafarmacias sin prospecto, a un precio importante, y sin pasar por los controles de cualquier otro medicamento convencional.

-¿Por qué se siguen tomando?

-Básicamente, por la desesperación de la gente, porque cree que no le queda otra salida. Hay gente que está desinformada, y los médicos también tenemos algo de culpa, porque debemos acercarnos más al paciente y al ciudadano y darles a conocer la verdadera ciencia médica.

-Los que defienden esta práctica dicen que los efectos de sus productos van más allá del placebo. ¿Cómo es posible, si básicamente son agua con azúcar?

-No lo es. Básicamente es un placebo. Que no están demostrados científicamente no solo lo decimos nosotros. En un documento oficial publicado por el Ministerio de Sanidad ya se dijo que la homeopatía es una pseudoterapia que no ha demostrado nada, ningún efecto terapéutico más allá del efecto placebo.

-Dicen que son más seguros.

-Los productos homeopáticos no tienen que demostrar que tienen un efecto terapéutico, solo tienen que probar su seguridad y calidad. Pero el agua también es segura, y si no está emponzoñada también es de calidad. El placebo no tiene efectos secundarios, salvo si sustituye a un medicamento efectivo, en cuyo caso sería un engaño, un fraude y una pérdida de oportunidad para el paciente.

-En realidad, después de tantas veces diluido, del supuesto principio activo no queda nada.

-La homeopatía se basa en tres principios. Que lo similar cura lo similar, la dilución infinitesimal del principio activo, hasta que no queda nada, y que el agua tiene memoria. Ninguno de los tres presupuestos es aceptable para la comunidad científica.

-¿Y aún hay gente que se lo cree?

-No hay que creer en la homeopatía, sino en el método científico. Lo que ofrecemos es la ciencia médica, que es la base de los sistemas nacionales de salud, que debemos preservar. Creer en la homeopatía es más propio de la Edad Media, de otros tiempos pasados, que del siglo XXI.

-En Italia se murió un niño porque le trataron con productos homeopáticos una otitis. ¿Podría pasar en España?

-No sabemos si podría pasar o no. Pero en el caso del niño italiano sus padres no creían ni en las vacunas ni en los medicamentos. ¿Es argumento suficiente para decir que el niño tenía que morirse? Pues no, fue una tragedia evitable, el médico no cumplió con su función. En España, la ley de protección del menor prima ante estos casos el interés superior del niño frente a la tutela y potestad de los padres. El adulto puede hacer lo que quiera, pero tiene que haber un consentimiento informado de que no hay ninguna evidencia clara detrás de un producto homeopático.

-¿Ustedes reconocen la medicina homeopática?

-No existe como tal. La Organización Médica Colegial no la reconoce como especialidad médica ni como acto médico.

-Pero hay médicos que se dedican a la homeopatía.

-En algunos colegios provinciales están registrados médicos que hacen homeopatía. Los reconocemos como una actuación médica, pero no como un acto médico ni como parte de la medicina.

-¿Es ético?

-En los artículos 26.1 y 26.2 de nuestro Código Deontológico del 2011 se dice que no se pueden utilizar terapias engañosas, sino solo medicamentos y productos con una base científica demostrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Tags
Comentarios

Jerónimo Fernández: «Creer en la homeopatía es más propio de la Edad Media que del siglo XXI»