Un joven será juzgado por poner su cara en una imagen de un Cristo y subirla a Instagram

La Voz

SOCIEDAD

Hermandad de la Amargura de Jaén

El fiscal lo acusa de un delito contra los sentimientos religiosos y pide que se le condene a abonar una multa de 2.160 euros

01 jun 2017 . Actualizado a las 19:26 h.

Un joven de 23 años deberá sentarse en el banquillo de los acusados por hacer un fotomontaje con su rostro y la imagen del Cristo Despojado y subirlo a Instagram. La Fiscalía le imputa un delito contra los sentimientos religiosos y pide que se le imponga  una multa de 2.160 euros, según publica Diario de Jaén

Los hechos por los que Daniel Cristian Serrano ha sido denunciado ocurrieron el 25 de abril del año pasado cuando el joven subió a la red Instagram una fotografía del Cristo Despojado en la que había sustituido el rostro de la figura religiosa por el suyo, que acompañó con el mensaje: «Sobran las palabras, la cara lo dice todo, makiaveli soy tu dios». El fotomontaje fue detectado por la Hermandad de La Amargura de Jaén que, tras requerir la retirada de la imagen en dos ocasiones, denunció los hechos, según relata el diario jienense.

En su escrito de conclusiones provisionales, la Fiscalía califica de «escarnio» la fotografía y cree que el montaje, que causó «indignación» a la junta de gobierno de la hermandad, se hizo con «manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía y con el propósito de ofender los sentimientos religiosos de sus miembros»

«No tenía intención de ofender ni de molestar a nadie»

Daniel Cristian Serrano, sin embargo, ha declarado sentirse «abrumado» por la repercusión que ha tenido el asunto y ha insistido en que su intención no era ofender. «Siempre que he tenido que ir a declarar al Juzgado por este asunto lo he dicho, que no tenía intención de ofender ni de molestar a nadie», declaró al periódico en una entrevista publicada este jueves. 

La acusación contra este joven jienense, cuya culpabilidad deberá valorar un juzgado de lo Penal de la capital andaluza, se produce solo una semana después de que un juez de A Coruña haya decidido archivar la causa abierta contra el concejal del Concello de A Coruña Xosé Manuel Sande por un cartel de Carnaval en el que aparecía un hombre disfrazado de papa. En este caso, fue la Asociación de Viudas de Lugo la que presentó denuncia contra el edil por el mismo delito que se le imputa a Daniel Cristian Serrano. A diferencia del caso jienense, en el coruñés la Fiscalía solicitó el archivo de la causa ya en fase de instrucción.