Fátima, el secreto que se escondió durante años en Galicia

Lucía, una de los tres pastorcitos, quiso hacerse monja, «pero en esa época Portugal estaba en guerra y había una persecución religiosa muy grande»

;
El secreto de Fátima se escondió en Galicia Uno de los tres partorcitos de Fátimo vivió en el anonimato en la provincia de Pontevedra durante 21 años. Se hacía llamar «sor Dolores»

redacción / la voz

Durante 21 años, la única persona que conocía los secretos de Fátima se refugió en Galicia bajo un nombre falso y lejos del revuelo causado por las apariciones de 1917. Lucía, una de los tres pastorcitos, quiso hacerse monja, «pero en esa época Portugal estaba en guerra y había una persecución religiosa muy grande», explica Emilio Rodríguez, el delegado del Apostolado Mundial de Fátima en Santiago. Además, la joven quería vivir una vida contemplativa y alejarse del alboroto causado por las apariciones de la Virgen: «Lucía buscaba el anonimato y fue por eso que cuando tenía 18 años la enviaron a Galicia - relata Emilio Rodríguez-. Ingresó en el noviciado de las Doroteas y aquí se le conocía como sor Dolores».

Muy pocas personas en nuestra comunidad sabían su verdadera identidad, aunque a lo largo de los años el rumor se fue extendiendo. «Un día, cuando sor Lucía estaba en la playa de Placeres, se le acercó un hombre y le preguntó si era cierto que la vidente de Fátima era una de las Doroteas -cuenta el presidente del Apostolado Mundial de Fátima-. Ella dijo que no sabía nada del tema y él le insistió, le preguntó cómo era la vidente físicamente. Sor Lucía le contestó: “Usted obsérveme a mí, que seguro que la vidente será parecida”».

Durante los 21 años que vivió en Galicia sor Dolores estuvo en Pontevedra y en Tui, pero también en Rianxo y en Santiago. «Lucia visitó la catedral de Santiago, abrazó al Apóstol y subió a la torre. Dijo que le gustaba mucho estar allí, porque se sentía más cerca del cielo», relata. Su refugio gallego era también un secreto en Portugal. Solo los familiares y algunos amigos de antes de 1917 sabían de su paradero y podían visitarla. Los demás interesados tendrían que pedir una autorización al Vaticano para hablar con ella.

Las apariciones en Pontevedra

En el centro histórico de Pontevedra está la calle Sor Lucía. Allí es donde se encuentra el Santuario de las Apariciones. Así se llama ahora la casa en la que vivió durante años la pastorcita y donde Lucía tuvo «más apariciones», según Emilio Rodríguez. El delegado del Apostolado Mundial de Fátima afirma que en la Cova de Iría, en 1917, la Virgen les dijo «volveré». Y así lo hizo en 1925 y en 1926 en Galicia. «De hecho, en el Santuario de Pontevedra podemos ver una imagen hecha por un artista de Santiago. Sor Lucía habló con él y le describió con detalle cómo era la Virgen y él lo plasmó en esa estatua».

Pese a que la conocida como la vidente de Fátima vivió más de 20 años en nuestra comunidad, aún son pocos los que conocen su paso por Galicia. «Se debería hablar más de esta historia, porque el milagro de Fátima culminó en Galicia, aquí, en la provincia de Pontevedra», defiende Emilio Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
70 votos
Comentarios

Fátima, el secreto que se escondió durante años en Galicia