Los balnearios gallegos, un fármaco para muchas patologías

Elaboran un vademécum con sus indicaciones terapéuticas

Las primeras aguas reconocidas. Las del balneraio Acuña, en Caldas de Reis, fueron declaradas de utilidad pública en 1813.
Las primeras aguas reconocidas. Las del balneraio Acuña, en Caldas de Reis, fueron declaradas de utilidad pública en 1813.

Santiago / La Voz

El país de los diez mil ríos, como bautizó Álvaro Cunqueiro a Galicia, tiene en sus aguas una fuente de tratamiento para muchas patologías. De ahí la utilidad del Vademécum de las aguas mineromedicinales de Galicia, que ha publicado la Cátedra de Hidrología Médica de la USC dirigida por Juan Gestal. Se trata de una publicación en la que se recogen las características e indicaciones terapéuticas de las aguas de los 21 balnearios gallegos, así como de las envasadoras de aguas minerales Cabreiroá y Fontecelta. 

Y el catálogo de patologías en las que este tipo de aguas pueden ayudar a tratar o prevenir son múltiples. Las más comunes, reumatológicas, enfermedades de la piel, afecciones respiratorias y del aparato locomotor, como dolores musculares, artrosis o fibromialgia. Pero no son las únicas. Estrés, síndrome de fatiga crónica, gota o trastornos del hígado también aparecen indicados. El volumen supone una herramienta muy útil para los profesionales sanitarios, que pueden consultar qué tratamientos están recomendandos en función del tipo de agua de cada balneario.

A la presentación, en la Universidade de Santiago, asistieron entre otros el conselleiro de Sanidade, el presidente del Colegio de Médicos de A Coruña o la directora de la Axencia de Turismo de Galicia, Nava Castro, quien en un dato resumió la importancia del termalismo gallego, y es que el 20 % de toda la oferta termal española está en Galicia, de ahí que sea una de las principales líneas del Plan de Turismo. El termalismo ya es una realidad en la sanidad gallega, hasta el punto de que se está implantando el acceso a la historia clínica electrónica en estos establecimientos, para que los profesionales sanitarios puedan ver el historial de los pacientes que acuden. La finalidad de la publicación, apuntó Gestal, es facilitar a estos profesionales «elementos de xuízo axeitados sobre as posibilidades terapéuticas da balneoterapia, que permitan un uso maior e máis racional deste medio terapeutico».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los balnearios gallegos, un fármaco para muchas patologías