Jordi Cruz y Pepe Rodríguez defienden tener becarios en sus restaurantes sin cobrar

Polémica en Twitter por la opinión de los dos jurados de MasterChef y otros cocineros famosos que apoyan la figura de los «stagiers»


Redacción

Los «stagiers» son el argot culinario los aprendices de cocina que trabajan sin cobrar y que en muchos restaurantes Michelin suponen entre el 50% y el 80% del total de los cocineros. Los grandes «chefs», entre ellos algunos tan mediáticos como Jordi Cruz o Pepe Rodríguez, defienden tener en sus cocinas a estos becarios sin cobrar, según revela en un reportaje El Confidencial.

«Me molesta que se hable del trabajo del ‘stagier’ como algo negativo, como si fuera un abuso o una mala práctica», explica Jordi Cruz en declaraciones en El Confidencial. «Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector», argumenta el miembro del jurado de MasterChef. Hasta dice sentir «envidia» de no haber podido él mismo hacer uno. 

Jordi Cruz, que es el chef del restaurante Àbac, con una estrella Michelin, en Barcelona, piensa que un restaurante de ese nivel es casi inviable económicamente sin «stagiers» en la plantilla. «Si toda la gente en cocina estuviera en plantilla, no sería viable. Tener aprendices no significa que me quiera ahorrar costes de personal, sino que para ofrecer un servicio de excelencia necesito muchas manos» dice a El Confidencial.

En su restaurante, Jordi Cruz tiene 14 personas con contrato y entre 10 y 20 «stagiers» según la temporada. «Las dos partes ganan. Es un ‘tú me das tus manos y yo te enseño'», cuenta.

Otro de los testimonios recogidos en el reportaje de El Confidencial es el de Pepe Rodríguez, también jurado en MasterChef y dueño del restaurante El Bohío. «Me encantaría tenerlos a todos dados de alta en la Seguridad Social, pero no puedo tener 20 nóminas en cocina, es una burrada», dice. Admite, eso sí, que está a favor de «regular mejor» la figura del «stagier» y discrepa de que sean imprescindibles.

«Si nos quitaran a todos los ‘stagiers’, cuidado porque muchos restaurantes Michelin lo pasarían muy mal», cuenta Pepe Rodríguez. «¿Qué podemos hacer si tenemos a un montón de jóvenes que quieren venir a aprender? ¿Les niego la entrada?», comenta sobre las peticiones que tiene de jóvenes para trabajar con él.

Los «stagiers» trabajan en muchas ocasiones entre 14 o 16 horas diarias en los restaurantes en los que pasan una temporada. 

Polémcia en las redes sociales

Las declaraciones de Jordi Cruz, especialmente, han creado polémica en Twitter donde muchos usuarios han criticado sus posturas a favor de tener a becarios sin cobrar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Jordi Cruz y Pepe Rodríguez defienden tener becarios en sus restaurantes sin cobrar