Siete concellos son zonas de «especial riesgo» de llegada de la gripe aviar

Medio Rural obliga a más de 30 municipios de Galicia a censar sus gallineros

Siete concellos gallegos, en especial riesgo de «padecer» gripe aviar Medio Rural obliga a más de treinta municipios a censar sus gallineros

redacción / la voz

El Gobierno francés rebajó la pasada semana de «elevado» a «moderado» el nivel de riesgo de gripe aviar altamente patógena, tras varios meses en los que el país galo tuvo que sacrificar casi cuatro millones de patos por la proliferación de aves infectadas por el virus H5N8, especialmente en el sur del país. Asimismo, la llegada de animales afectados obligó en febrero a eliminar más de 24.000 patos en Cataluña, lo que sumado a los casos de Palencia provocó que saltasen todas las alarmas en zonas donde abunda la presencia de aves silvestres migratorias, principalmente acuáticas, portadoras de la enfermedad. En Galicia, Medio Rural, siguiendo un protocolo del Ministerio de Agricultura que pide que se refuercen las medidas en más de 30 concellos que están en situación de vigilancia o de riesgo, ha puesto sobre aviso a aquellos que, en estas zonas, críen aves de corral. Para ello, los obliga a registrar sus explotaciones avícolas para disponer de un censo que permita conocer la salud de los animales y tomar medidas preventivas en el caso de que se produzca un foco de gripe aviar en la zona.

Según una orden publicada en el BOE por el Ministerio de Agricultura, de estas 35 localidades, Sanxenxo, O Grove, Meaño, Ribadumia, Cambados, A Illa de Arousa y Vilanova de Arousa son «zonas de especial riesgo» de introducción de la influenza aviar. El departamento de García Tejerina considera que estos municipios cuentan con factores de riesgo como la densidad media elevada de aves migratorias en los humedales, el gran número de explotaciones de aves de corral próximas a humedales donde las aves pueden reunirse y la dificultad de evitar suficientemente el contacto con las aves de corral u otras aves cautivas y especies silvestres.

«O máis importante para loitar contra esta enfermidade é a vixilancia pasiva, é dicir, a observación das aves para a detección o máis precoz posible da existencia de síntomas que poidan indicar a presenza da enfermidade», explican desde Medio Rural. Para ello, elaborarán un registro de corrales familiares -el último es de hace nueve años-, por lo que quien disponga de aves de corral en estos municipios tiene que cubrir un formulario -a entregar cuanto antes- que ya se encuentra disponible en las dependencias de los concellos y en las oficinas agrarias comarcales da Consellería de Medio Rural. Además, en estos puntos, las aves de corral deben estar recluidas en espacios cubiertos, salvo excepciones, en las que en tal caso tendrán que estar protegidas de un posible contacto con aves silvestres.

«O máis importante para loitar contra esta enfermidade é a vixilancia pasiva, é dicir, a observación das aves para a detección o máis precoz posible da existencia de síntomas que poidan indicar a presenza da enfermidade», explican desde Medio Rural. Para ello, elaborarán un registro de gallineros familiares -el último es de hace nueve años-, por lo que quien disponga de aves de corral en estos municipios tiene que cubrir un formulario, a entregar cuanto antes, que ya se encuentra disponible en las dependencias de los concellos y en las oficinas agrarias comarcales de la Consellería do Medio Rural. Además, en estos puntos, las aves de corral deben estar recluidas en espacios cubiertos, salvo excepciones, aunque tendrán que estar protegidas de un posible contacto con aves silvestres.

Otros 28 concellos de la comunidad (identificados en el gráfico de esta página) son, según el Ministerio de Agricultura, «zonas de especial vigilancia,» por contar con alguno de los requisitos anteriormente mencionados. En estos concellos, entre los que se encuentran Pontevedra, Ribeira y Ortigueira, las medidas de protección no son obligatorias, aunque se recomienda que se siga este protocolo.

El virus detectado en Castilla y León y Cataluña no se transmite a personas

La gripe aviar, que fue identificada por primera vez en Italia hace cien años, afecta a cualquier ave, aunque patos, gallinas y gansos son más susceptibles de estar afectados por el virus. Según un informe del Ministerio de Sanidad, este virus «solo excepcionalmente puede transmitirse de las aves al hombre», un contagio que, explica el documento, «requiere un contacto reiterado y próximo con animales enfermos». Sin embargo, el subtipo H5N8, que afectó a principios de año a varias granjas de Cataluña, no se transmite a humanos. Por el contrario, la última mutación del H7N9 -el más mortífero entre los que causan la gripe aviar- se disparó en China a principios de marzo, causando 94 muertes en lo que va de año, más que en todo el 2016.

Votación
20 votos
Comentarios

Siete concellos son zonas de «especial riesgo» de llegada de la gripe aviar