Un ingeniero propone una ruta por mar para la vía romana XX

César González señala que la «per loca maritima» tenía 4 tramos por mar entre el Miño y Catoira

Una nueva tería para la vía XX romana Una nueva tería para la vía XX romana

vigo / la voz

El ingeniero industrial César M. González Crespán ha publicado en el boletín del Instituto de Estudios Vigueses una novedosa teoría sobre el trazado de la vía romana XX, conocida como la per loca maritima. «Cuatro tramos de la vía tendrían su recorrido por el mar», explica el investigador. González Crespán pone en cuestión la propia traducción de la vía. «Yo digo que es ‘También por lugares marítimos’, no por la costa, ‘desde Braga hasta Astorga a continuación’. Usque no es aquí la preposición hasta, porque está implícita en la terminación ?am de Asturicam, por tanto sería un adverbio, ‘a continuación’», explica. De esta forma, salva la ausencia en el listado de dos mansiones precedentes y empieza la vía en Tude (Tui). 

A su formación técnica y su vocación humanista, capaz de traducir del latín, González Crespán une una enorme afición por la navegación a vela. Aquí se sitúa la siguiente pista de su teoría.

«Navego por la ría de Vigo y conozco el cabo de Vicos, en las islas Cíes. En el año 2015, leyendo sobre la vía XX me llamó la atención lo de Vicos Caporum y pensé que se refería al cabo de Vicos; utilizando el Garmin Mapsource, un programa para trazar rutas marinas, empecé a tomar medidas desde ese punto», añade. Poco después, empezó a estudiar el tema a través de Claudio Ptolomeo. «Estudié con detalle la Geografía. Da las coordenadas geográficas de 500 puntos de la península ibérica», afirma. Las mediciones desde el cabo de Vicos hacia el sur le dieron un punto en la desembocadura del Miño. Estas medidas junto a otros datos anteriores, como los del griego Posidonio, que estuvo en la península ibérica y dejó por escrito que el Miño era navegable desde Os Peares, lo llevaron a situar en la desembocadura el Aquis Celenis, que sufrió alguna variación en su escritura y que no debe ser identificada con la misma mansión de la vía XIX. 

Un puerto en A Lanzada

Las mediciones hacia el norte lo llevaron al castro de la playa de la Lanzada. «Allí, en una cala, hay restos de un puerto romano; yo sitúo en ese lugar Ad Duos Pontes. Creo que su significado alude a dos lugares: el primero, llamado Pontes, está situado en Sanxenxo, a unos dos kilómetros, mientras que el otro estaría en Pontevedra», dice el investigador.

El último tramo marítimo de la vía concluiría en la playa de Bamio, o «un poco más al norte», en la desembocadura del Ulla, donde ubica Glandimiro, en las torres de Catoira. Después, sigue diciendo el investigador, ya empezaría el tramo terrestre, que continuaría por Atricondo, en la actual Santiago de Compostela.

César M. González Crespán también se atreve con el significado de Vicos Caporum. «Vicos Caporum sería Vicos de los Caporos, siendo Caporos un genitivo plural, referente a los habitantes de la zona. Vicos, en mi opinión, no es traducible del latín, sino que es lengua autóctona. Se llama así, porque desde ese punto se ven a 15 kilómetros una serie de núcleos urbanos, entre ellos Vigo. En aquella época había 27 castros en la zona que ocupa actualmente el concello de Vigo. Para llamar en general, esto es un acusativo plural, a los distintos castros», puntualiza.

«Hubo un error en la copia de Brigantium» 

En su teoría, González Crespán propone corregir el nombre de dos mansiones de la ruta. 

-¿Qué ocurre con Aquis Celenis?

-Estoy de acuerdo en situarla en Caldas de Reis en la vía XIX, pero en la XX creo que no es la misma mansión; a lo largo de las copias realizadas durante los años ha debido de cambiar alguna letra. Yo creo que está en la desembocadura del Miño

-¿Cuáles son las medidas que empleó?

-En el itinerario hay dos tipos de medidas, unas para los tramos marinos, que son las stadias, mediciones realizadas por triangulación topográfica, y las otras, son milia passuum, propias de tierra. 

-¿Qué solución le da a la presencia de Brigantium en esta vía?

-Brigantium se ubica con bastante certeza en Bergondo o Betanzos, pero el nombre que sale en esta vía creo que es Brigaetium, en Boente, así que debió de haber un error de copia.

-¿Por qué se interesó por estos temas?

-Me llamó la atención la teoría del arqueólogo Manuel Santos Estévez sobre la localización en Vigo de la Burbida de la vía XIX. Me interesan los relojes de sol y estudié uno en la iglesia de Santa María do Viso, cerca de donde Santos sitúa Turoqua, en el castro de la Peneda. Yo llegué a una conclusión semejante a la suya.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Un ingeniero propone una ruta por mar para la vía romana XX